Luego de estar una internada durante una semana tras ser diagnosticada con sigmoiditis, la mandataria dejó el Sanatorio Otamendi y ya se encuentra en la Quinta Residencial de Olivos. A la reunión del G20 asistirá Axel Kicillof.

 

 

La presidenta Cristina Kirchner fue dada este domingo de alta, luego de permanecer una semana internada por un cuadro de sigmoiditis.

La jefa de Estado abandonó el Sanatorio Otamendi y se dirigió a descansar a la Quinta de Olivos, donde deberá permanecer en reposo por diez días.

Según un parte médico emitido este domingo se señaló que "la señora presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner, presenta buena evolución del cuadro de sigmoiditis que la afecta" y agregó que "en la fecha se otorgó el alta de internación".

 

Además, el parte, que lleva las firmas de los doctores Marcelo Ballesteros y Daniel Fernández, de la Unidad Presidencial, agregó que "continúa con tratamiento antibiótico, dieta especial, reposo y control evolutivo en la residencia presidencial de olivos, contrindicándose desplazamientos por diez días", 

 

Ante esta situación, el ministro de Economía, Axel Kicillof, será el encargado de representar al país junto al canciller Héctor Timerman en la próxima reunión del G20, a realizarse el 15 y 16 de noviembre en Brisbane, Australia.