La Presidenta Cristina Kirchner pidió a la Asamblea General de las Naciones Unidas que acelere la votación del marco regulatorio para las restructuraciones de deuda que propuso la Argentina y acusó a los fondos buitre de ser "terroristas económicos y financieros".

 

 

"No sólo son terroristas los que ponen bombas. Los que desestabilizan la economía de un país también son terroristas", dijo la Presidenta, en un discurso dedicado principalmente a denunciar las acciones de los holdouts.

 

"Argentina es un triple leading case, en materia económica-financiera, en materia de terrorismo internacional y en materia de fuerza e integridad territorial", dijo CFK, quien aseveró que en materia económica, la crisis internacional "se disparó en 2008, aún hoy persiste, y ahora amenaza a las economías emergentes".

 

 

"En épocas de buitres económicos y halcones de la guerra necesitamos más palomas de paz para construir un mundo más seguro"

 

 

"Los fondos buitre que hostigan, generan rumores, infamias y calumnias actúan como desestabilizadores, como una suerte de terroristas financieros", consideró y negó que el país esté en default: "Nuestros gobiernos (por el suyo y el de Néstor Kirchner) ni declararon el default, ni fue el que nos endeudó; pero fuimos los que nos hicimos cargo y pagamos de 2013 a la fecha 190 mil millones de dólares".

 

 

 

La Presidenta sostuvo que "creemos que en épocas de buitres económicos y halcones de la guerra necesitamos más palomas de paz para construir un mundo más seguro" y lanzó un duro cuestionamiento a la justicia de Estados Unidos. "Hoy Argentina con la complicidad del sistema judicial de este país, está siendo acosada por estos fondos (buitre)", graficó. 

 

Luego de su discurso ante la Asamblea General, que pronunció ante un recinto semi vacío, la Presidenta habló en la reunión del Consejo de Seguridad, dedicado a analizar la crisis en Siria e Irak por el avance del grupo terrorista ISIS.