Un grupo de legisladoras que promueven la interrupción voluntaria del embarazo aceptaron bajar la sesión especial del 8 de marzo.

 

Seguir Leyendo
El tratamiento del aborto en el Congreso no será rápido. Se estima que el proyecto tardará al menos dos meses en llegar a Diputados, después de que legisladoras que promueven el debate aceptaran bajar una sesión especial prevista para el 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer.Cambiemos había rechazado el tratamiento para ese día porque, argumentan, la iniciativa requiere de un profundo tratamiento en comisión. El oficialismo está listo para habilitar un amplio análisis con especialistas: la decisión de dar el debate fue ratificada por el presidente Mauricio Macri en Olivos, donde se reunió con legisladores del oficialismo.Según las previsiones en la Cámara Baja el proyecto no se trataría en el recinto antes de mayo. Desde Cambiemos adelantaron que quieren un debate profundo y con pluralismo: "Queremos escuchar todas las voces", dijo la diputada del PRO Carmen Polledo, que presidirá la Comisión de Salud y que se opone al aborto. Su nombre es clave ya que si definen a Salud como cabecera de tratamiento, quedará al frente del debate previo a su discusión en el Congreso, consigna La Nación.Según los números que maneja el oficialismo de los 108 legisladores que integran Cambiemos solo respaldan la iniciativa entre 10 y 15 miembros del PRO y 15 de la UCR, mientras que la Coalición Cívica todavía no se pronunció. De acuerdo a un relevamiento de Economía Feminista, una de las organizaciones que promueven el proyecto, hasta el momento 80 diputados se manifestaron a favor y 84 en contra de la iniciativa.