“¡Las coimas de Odebretch se las pagaron a los funcionarios públicos de su gobierno, vengan y den toda la información caiga quien caiga, no tenemos nada que ocultar y ustedes sí!”, acusó esta tarde el jefe de Gabinete, Marcos Peña, al bloque kirchnerista en la Cámara de Diputados.

 

Seguir Leyendo
En una sesión muy caliente, Peña y los K mantuvieron fuertes cruces. Los u$s 35 millones de dólares pagados en coimas fueron parte de la discusión y el jefe de Gabinete sostuvo: “El operativo humo de plantear que las coimas las cobró un pariente de Macri es una patraña” (en alusión al primo constructor, Angelo Calcaterra, apuntado por los K, y también por la Justicia).

 

“Nosotros no tenemos nada que ocultar, todas esas denuncias truchas que ustedes fueron haciendo, mentiras como los Panamá Papers, (la causa ya cerradas por el robo a la vicepresidenta) Gabriela Michetti, para tratar de igualarnos, no les va a funcionar, no les creen más”, sostuvo.

 

“Estamos tranquilos, las coimas se las pagaron al gobierno de Kirchner”, insistió entre gritos de la bancada kirchnerista.

 

Peña tuvo en cruce especial con el diputado Axel Kicillof. “¡Háganse cargo, asúmanlo, son neoliberales, no tienen que disfrazarse de otra cosa!”, arremetió el ex ministro cristinista, replicando al sonado "háganse cargo" -por la herencia recibida- que les había espetado Peña a los K en el anterior informe de gestión, el 23 de marzo. 

 

“Son neoliberales”, insistió Kicillof, “por más peinados, cambios de look por más estrategias diferentes que usen”, completó en alusión al corte y la barba que Peña luce hace algunas semanas.

 

Kicillof devolvió gentilezas, acusó al macrismo de haber incumplido promesas de campaña y reclamó dar la discusión “no con el discurso de Durán Barba, no con los trolls que tienen ustedes”. Aseguró que “los brotes verdes son verde soja, verde timba, pero a la gente no le llega” y pidió “cambiar la política económica”.

 

Peña recogió el guante. "Claramente tenemos una visión absolutamente opuesta de la economía", le dijo a Kicillof, "y vamos a trabajar para que usted nunca más la maneje porque tan mal la manejó que hoy los argentinos expresan un rechazo y por eso no están gobernando".

 

Sobre el "look", sostuvo: "No le voy a hacer chicanas, su pelo, o no su pelo, estamos haciendo una discusión política". Contestó además la acusación de Kicillof sobre la recesión y la caída del consumo: "En 2014 la recesión fue idéntica a 2016, pero el consumo cayó 3 veces más en 2014 durante su gestión, 4,5% contra 1,6 en 2016. Los golpes bajos pueden servir para la campaña pero no para una discusión que tiene que ser seria".