Después de un año de proceso, México extraditó hoy a Estados Unidos a unos de los capos más importantes del narcotráfico. Joaquín Guzmán Loera, más conocido como "El Chapo", fue entregado un día antes de empezar la administración de Donald Trump.

 

Seguir Leyendo

 

La extradición, a pocas horas del cambio de mando en la Casa Blanca, ha sido interpretada por algunos especialistas como una forma de mandar un mensaje de cooperación al nuevo presidente, que mantiene un discurso hostil hacia México.

Guzmán, de 59 o 62 años según distintas fechas de nacimiento disponibles, fue trasladado la tarde del jueves desde el penal de máxima seguridad de la fronteriza Ciudad Juárez al aeropuerto de esa misma urbe para ser entregado a las autoridades estadounidenses, después de que un tribunal colegiado le negara el último recurso legal.