El jefe de Gabinete, Marcos Peña, negó este martes que exista una "directiva" para llevar adelante nuevas "desvinculaciones" de empleados estatales a fin de año y dijo que "cada ministerio asumirá la renovación de sus propios contratos como fue siempre".

 

Seguir Leyendo
En el informe número 97 de respuestas a los bloques de la Cámara de Diputados, Peña indicó que "no se prevén desvinculaciones", aunque aclaró que "cada ministerio, jurisdicción, ente descentralizado efectuará las renovaciones contractuales que considere pertinente". 

"No existe ninguna directiva de dejar sin efecto contratos ni tampoco se van a renovar de manera generalizada como se hizo el año pasado al comienzo de la gestión, porque ya la organización entró en régimen y cada jurisdicción asume la renovación de sus propios contratos como fue siempre", subrayó.