Tras 13 años de mandato del PT, la ex presidenta fue sacada del poder por un polémico impeachment. En una segunda votación, la Cámara Alta resolvió no quitarle la posibilidad de volver a ocupar cargos públicos o ser candidata.

 

Seguir Leyendo
Dilma Rousseff, la cuarta presidenta en 31 años de democracia, quedó definitivamente apartada del gobierno. Pese a los alertas realizados por la actual oposición, de que se está frente a un “golpe parlamentario”, 61 senadores votaron a favor de su salida. Bastaba conque fueran 54. En una segunda votación, la Cámara Alta resolvió no quitarle la posibilidad de volver a ocupar cargos públicos o ser candidata. 

En la historia reciente, es el segundo jefe de Estado en sufrir un impeachment, aunque las razones son radicalmente diferentes. En el caso de Rousseff, las razones para derribar su segundo mandato, iniciado el 1º de enero de 2015, se basan en presuntas irregularidades fiscales, que de acuerdo a su defensa no fueron probadas. En cambio, con Fernando Collor de Mello la historia fue muy diferente; su salida obedeció a las acusaciones de corrupción que pesaron sobre él.