El escándalo del Panamá Papers, que involucró al presidente Mauricio Macri en una sociedad offshore, se coló en una conferencia de prensa donde se anunciaron envio de proyectos al Congreso.

 

 

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, acompañado de los ministros de Seguridad y Justicia, Patricia Bullrich y Germán Garavano, presentaron las iniciativas en torno a la seguridad, el Ministerio Público Fiscal, entre otros. Pero a la hora de las preguntas el tema de la filtración de documentos panameños fue inevitable.

 

"Es importante aclarar, porque hay confusión en la información, el Presidente no tiene ni cuentas ni activos no declarados ni en Panamá ni en otro lugar", señaló Peña, en conferencia de prensa en Casa Rosada.

 

E insistió en que la empresa offshore "ha aparecido (Macri) como director, pero no tiene activos, capital, es una empresa declarada por el padre (Franco Macri) en AFIP y que no tuvo movimientos".

 

"Es una enorme tranquilidad poder transmitir, que no hay nada que ocultar", sentenció el jefe de Ministros.

 

En la línea con la postura presidencial de transmitir calma en medio de la tormenta por el caso de las firmas offshore, Peña subrayó que están "tranquilos" en el Ejecutivo.

 

"No hay nada oculto, no hay nada raro, nada que explicar en algo que es absolutamente transparente", señaló el funcionario.

 

Y destacó que el Presidente salió a explicar la situación a los pocos minutos que trascendiera la información. 

 

"Lo hemos comunicado, las pruebas que se remite es un tema de Franco Macri que comunicará sus declaraciones juradas", dijo en relación a la compañía en la que el mandatario figuraba como directivo.

 

Al tiempo que destacó la función de Laura Alonso al frente de la Oficina Anticorrupción, en medio de las críticas.