Los candidatos del Frente para la Victoria y Cambiemos protagonizarán el primer balotaje de la historia argentina. Contra todos los pronósticos la disputa presidencial fue mucho más ajustada de lo que se preveía.

 

 

Daniel Scioli y Mauricio Macri protagonizarán el próximo 22 de noviembre el primer balotaje presidencial de la historia de Argentina. Contra todos los pronósticos, los candidatos del Frente para la Victoria y Cambiemos protagonizaron una elección mucho más ajustada de lo que se preveía.

 

Aunque en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el actual gobernador bonaerense se había impuesto con comodidad y hasta había quedado al borde de poder evitar una segunda vuelta electoral, este domingo el saliente jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires dio la sorpresa y, con el 96,26% de las mesas escrutadas, Scioli se impusp con el 36,76% de los votos frente al 34,42% de Macri.

 

Ambos candidatos se mostraron decididos en sus discursos a ir por el voto de los independientes, indecisos y por quienes se inclinaron por las candidaturas de Sergio Massa (UNA), Margarita Stolbizer (Progresistas), Nicolás del Caño (FIT) y Adolfo Rodríguez Saá (Compromiso Federal).

 

 

"La verdad que esto es mucha emoción, mucha felicidad, y a uno le da muchas ganas de agradecer. Hoy, con lo que ya sucedió en el día de hoy, cambia la política de este país", aseguró Macri desde el bunker montado en Costa Salguero y prometió: "Voy a trabajar mañana, tarde y noche para ganarme su confianza y para demostrarles que tomaron la decisión correcta".

 

Y volvió sobre el discurso que adoptó en las últimas semanas para seducir a los peronistas disidentes: "Aprendí y valoro la lucha por los derechos de los trabajadores que llevó el peronismo a lo largo de su historia por la justicia social" e intentó conquistar al mismo tiempo a la izquierda: "Quiero también reconocer el aprendizaje y la valoración del progresismo, el socialismo y la izquierda por la lucha por la equidad".

 

 

La alianza Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), encabezada por Sergio Massa, consiguió el 21,33% de los votos y se ubicó en el tercer lugar. El cuarto lugar lo ocupó la fórmula del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (encabezada por Nicolás del Caño) con el 3,27% de los votos; el quinto fue para Progresistas (Margatrita Stolbizer) con 2,54% y el último lugar quedó para Compromiso Federal (Adolfo Rodríguez) con el 1,67% de los votos.

 

Por su parte, Scioli no perdió tiempo y dio con su discurso inicio a su campaña de cara al balotaje. Cargó con dureza contra Macri, a quien acusó de “no creer lo que dice y de cambiar de discurso durante la campaña” y además aseguró que con el líder del PRO al frente del gobierno nacional “no habría recuperación de YPF, ni Asignación Universal por Hijo y hubiésemos pagado a los fondos buitres sin condicionamientos”.

 

 

Desde el comando de campaña instalado en el Luna Park, Scioli, junto a su compañero de fórmula Carlos Zannini, sostuvo: “Mi compromiso es con los trabajadores, humildes y la clase media. Tenemos que ser firmes en la promesa de otorgar tierra, paz y trabajo para todos los argentinos”.