El candidato presidencial del Unidos por una Nueva Alternativa se diferencia de su contrincante de Cambiemos y descartó una alianza opositora tras la reunión del último miércoles. "A la inseguridad no se le gana ni con propaganda ni con globitos, se le gana con firmeza y propuestas", aseguró.

 

 

El candidato presidencial del frente Unidos por una Nueva Alternativa, Sergio Massa, dio ayer por tierra los rumores que resucitaban un posible acuerdo con el PRO, conducido por Mauricio Macri, al destacar ante 12.000 personas que "los problemas no se arreglan con globitos -en clara referencia al partido amarillo- ni con propaganda, sino con firmeza y propuestas". Además, pidió "blindar la frontera" como política para combatir el narcotráfico, y consideró el impuesto a las ganancias un "robo", durante un acto del sindicato de los Estacioneros, Soesgype, que se realizó hoy en el estadio del Luna Park ante 12.000 personas.

 

Nota Relacionada: Massa afirmó que el acercamiento de la oposición "no significa ningún tipo de acuerdo"

Massa volvió sobre la "inseguridad" y, junto a su candidato a gobernador Felipe Solá, consideró que "en la Provincia de Buenos Aires las muertes por robo aumentaron un 90% y en la ciudad un 70%, una de cada cuatro en villas. Pero ni Scioli ni Macri hablan de la inseguridad, porque fracasaron en dar una respuesta".

 

"A la inseguridad no se le gana ni con propaganda ni con globitos, se le gana con firmeza y propuestas", advirtió Massa, y añadió que "el peor enemigo de la patria es el narcotráfico: hay que blindar la frontera y usar toda nuestras fuerzas, de seguridad y armadas".

 

En otro tramo de su discurso, también se refirió a la reforma impositiva que plantea de cara a las elecciones de octubre: "el primero de enero se termina ese robo llamado impuesto a las ganancias. El salario no es ganancia, es remuneración".

 

"Ganancia tienen laboratorios extranjeros, operaciones de bolsa, y grandes plazos fijos, que no pagan, porque el sistema tributario los protege. Terminemos con la Argentina injusta. Y defendamos el salario de la presión de los impuestos", enfatizó.