Un numeroso grupo de tucumanos volvió a marchar por cuarta jornada consecutiva frente a la Casa de Gobierno provincial para protestar por las denuncias de fraude e irregularidades en los comicios del pasado domingo.

 

 

Desde temprano, efectivos policiales se desplegaron en los alrededores de la gobernación y estuvo cortado el tránsito en 25 de Mayo, entre 24 de Septiembre y San Martín. A la manifestación se sumaron agrupaciones de izquierda, que exigen la liberación de los tres militantes detenidos, entre los que está José Kobak, dirigente del Partido Obrero.

 

La primera de los protestas se registró el lunes. Ese día, la policía tucumana reprimió con violencia a los manifestantes y fue responsabilizado el jefe de la fuerza, Dante Bustamente, quien fue imputado por la fiscal que investiga lo ocurrido.

 

Las denuncias de fraude provocaron duros cruces entre el kirchnerismo y la oposición. El Frente para la Victoria acusó al arco opositor de no reconocer la derrota, mientras que el Acuerdo para el Bicentenario, que impulsó la candidatura del radical José Cano, habló de "proceso fraudulento".