Estaba prófugo desde abril, cuando él y la banda que integraba habían robado casi 12 millones de dólares a la empresa Prosegur Paraguay S.A, en Ciudad del Este. La detención la concretó esta mañana  Gendarmería Nacional, y en su poder se halló una gran cantidad de DNI a nombre de diferentes personas. EL delincuente, identificado como Néstor Ariel Palma,de 33  años, quedó alojado en el Escuadrón 47 de esa localidad, según informó la periodista ituzaingueña, Miriam Mustafá.

 

Seguir Leyendo
“La detención de este peligroso fugitivo fue posible gracias al profesionalismo y las tareas de inteligencia llevadas a cabo por la Gendarmería. Nuestro objetivo es que todos los que cometieron delitos rindan cuentas ante la Justicia”, aseguró la ministra Patricia Bullrich. Y explicó: “Es importante cumplir con los pedidos de colaboración de la justicia de Paraguay, este era un tema primordial para ellos”.

“La detención se dio alrededor de las 10,30 de hoy, a unos metros de la hostería Yacyretá de la EBY,  a donde el delincuente  se acercó en una taxi de la ciudad de Posadas, al ver la gran cantidad de  personas que había  y ante el movimiento de las fuerzas federales abandonó rápidamente el ligar siendo capturado unos metros más allá”, detallo Miriam Mustafá , de FM Líder de esa localidad.

La periodista presente en la hostería cubriendo el acto comento que “el hombre ingreso y al ver tanta gente se monstro como descolocado y rápidamente volvió a subir al Taxi  y metros mas allá Gendarmería lo detuvo en la zona conocida como la Toma de Agua o punta Norte cuando intentaba tomar una lancha para cruzar al Paraguay”

Mustafá  comentó en “A pura Radio”,  que en poder del sujeto fue encontrado “muchas documentación, entre ellos DNI de diferentes procedencias y nombres “.

El detenido quedo a disposición de la justicia en dependencias del Escuadrón 47 de Gendarmería Nacional, con asiento en Ituzaingó.

El cabecilla de la banda había participado del histórico robo de casi 12 millones de dólares a la empresa Prosegur de Paraguay, en el cual un miembro de la Policía Nacional fue asesinado. Además, había trabajado como mano derecha de un reconocido narcotraficante brasilero que operaba en Paraguay y Brasil conocido como “El varón de la droga” y poseía una concesionaria de automóviles como fachada para el lavado de activos.

Intervino el Juzgado Federal de Corrientes, a cargo del Dr. Soto Dávila.