Desde el organismo se informó el martes que “con esta medida el Senasa colabora con los productores, que aún no hayan efectuado la vacunación antiaftosa y antibrucélica, afectados por las intensas precipitaciones, en el traslado de los animales a zonas altas”.

 

Seguir Leyendo
El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) facilita los movimientos de hacienda en las zonas afectadas por las inundaciones, especialmente en los departamentos formoseños de Pilcomayo, Formosa, Laishí, Pilagás, Pirané y Patiño, declarados por el gobierno provincial en “estado de emergencia agropecuaria.”

Desde el organismo se informó hoy que “con esta medida el Senasa colabora con los productores, que aún no hayan efectuado la vacunación antiaftosa y antibrucélica, afectados por las intensas precipitaciones, en el traslado de los animales a zonas altas”.

En este sentido se “autoriza los movimientos de animales con destino a faena aun habiéndose cumplido 180 días de la última vacunación antiaftosa”.

Hasta el momento fueron inoculados contra la aftosa y la brucelosis “el 80 por ciento del ganado en el marco de la primera campaña de vacunación 2017, prorrogada hasta el 30 de junio próximo debido a las inclemencias climáticas”.

Según datos de la primera campaña de vacunación 2016, en los departamentos declarados en estado de emergencia agropecuaria por el Decreto provincial numero 191, están involucradas “un total de 1.509.000 cabezas de ganado bovino pertenecientes a 9.790 productores de 5.695 predios. Además, 42.000 animales de la especie bubalina pertenecientes a 70 productores”.

Finalmente agrega el Senasa en el comunicado que “estas cifras corresponden al stock de ganado existente en los departamentos mencionados y no todos se encuentran afectados por la crisis hídrica. Los daños que pudieran producirse se evaluarán después del cierre de la campaña de vacunación.