El año pasado funcionaban 44 comedores comunitarios en Posadas, ahora están trabajando para llegar a 120. El Subsecretario de Acción Social del ministerio de Desarrollo Social, Héctor Llera, aseguró que por un pedido expreso del Gobernador, comenzaron a hacer mucho hincapié en los comedores de los barrios que dependen de las cocinas centralizadas.

 

 

Pese a que siempre estuvieron, en los últimos tiempos muchos niños volvieron a comer en sus casas. Ahora, nuevamente los comedores comunitarios comenzaron a proliferarse como una opción necesaria.

 

El funcionario de Desarrollo Social detalló que, en Posadas, actualmente cuentan con tres cocinas centralizadas, una en Itaembé Miní, Una en Villa Lanus y otra en Santa Rita, de las cuales depende 20 comedores en cada una de las cocinas.

 

En los últimos cinco meses aumentaron una cantidad de 15 comedores nuevos y la idea es que cada cocina tenga 30 comedores. Además inaugurar una nueva cocina centralizada en Villa Cabello y tener 30 comedores más. Llera declaró que la idea es llegar a 120 comedores.

 

Explicó que la razón es por la necesidad de la gente, por la demanda que tienen y porque “sabemos que será un año complicado”, expresó.

 

Asimismo indicó que realizaron un relevamiento en barrios de Posadas y encontraron que había la necesidad de crear más comedores.

 

La cantidad de comedores, aclaró el funcionario, son sin contar las descentralizadas que son hogares que son alrededor de 20. Desarrollo Social también les lleva la mercadería para que cocinen. Precisó que cada olla tiene alrededor de 80 10 raciones.

 

Contó que arrancaron un nuevo programa que seguramente lo lanzarán la semana que viene. El programa, denominador “Arrancando sueño”, busca mejorar los comedores donde reciben la comida. Al respecto comentó que muchos aún no están en condiciones  adecuadas y la idea es mejorar las condiciones.

 

Anticipó que próximamente ayudarán a Santa Ana, Aristóbulo del Valle y Montecarlo.

 

En cuanto a al menú que dan, dijo que está indicado por nutricionistas. “Es muy variado y nutritivo”, aseguró.