Las redes 4G (Cuarta Generación) en telefonía celular llegarán a Posadas a fines de este 2015, según anunciaron las compañías proveedoras del servicio en el país. Las frecuencias de 4G-LTE, una tecnología que permite navegar diez veces más rápido, se licitaron en Argentina en octubre pasado y se adjudicaron en noviembre.

 

 

Actualmente, Movistar y Personal ya ofrecen cobertura en parte del territorio nacional, mientras que Claro lanzará la comercialización de 4G oficialmente en junio próximo.

 

Según anunció dicha compañía, en junio 2015 el 4G estará disponible en las ciudades de Buenos Aires, Mendoza, Córdoba y Rosario, mientras que para fin de año llegará a Posadas, Mar del Plata, Salta, Santiago del Estero, Bariloche, Neuquén, San Luis, San Juan, Formosa, Resistencia, Comodoro Rivadavia, La Rioja, Tucumán, Santa Fe, Paraná, Jujuy, Corrientes y Bahía Blanca.

 

Por su lado, Movistar inició el despliegue de las redes de Cuarta Generación el 22 de diciembre pasado y concentró su expansión en Capital Federal, el corredor Norte del Conurbano y la Costa. "Para fines del año próximo, la compañía habrá cubierto a la totalidad de las capitales provinciales, cumpliendo con los plazos establecidos en el pliego de licitación de espectro impulsado por la Secretaría de Comunicaciones", dijo en un comunicado Telefónica, propietaria de Movistar en el país.

 

Manuel Correa Cuenca, director de Marketing del Grupo Telecom, indicó que el 4G de Personal ya llegó a Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Salta, Santa Fe, Tucumán, Mar del Plata y Pinamar. También explicó que se apunta a “llevar la experiencia de este salto cualitativo hacia nuestros clientes del interior del país de manera inmediata”.

 

Dicha compañía delineó una planificación para todo el 2015 de despliegue de sitios y zonas de cobertura del 4G, entre las que se encuentra Posadas.

 

Servicio más caro

El uso de datos móviles, a medida que avancen las mejoras en las redes actuales de 3G y el paulatino despliegue de las de 4G, puede desencadenar gastos imprevistos, ya que el equipo tendrá más puntos dónde conectarse a la red y esto podría incrementar de manera considerable la factura que deberán abonar los potenciales usuarios.

 

A mayor cobertura, más posibilidad de comunicarse vía datos, y por ende más oportunidades de excederse del consumo establecido por día o por mes con el operador.

 

Para cuidar ese gasto, el consumidor debe corregir malos hábitos y superar el consabido latiguillo de "la tecnología me supera".

 

Uno de los malos hábitos más comunes es dejar activas (abiertas) las aplicaciones que ya no se utilizan. Esto sucede por ejemplo con las aplicaciones de geolocalización, servicio meteorológico, o el tránsito.

 

Al estar abiertas esas aplicaciones, siguen conectadas y por ende consumen datos e incrementan costos.

 

La mensajería instantánea -a medida que se expande el uso de smartphones- fue reemplazando en parte a los mensajes de texto (SMS).

 

De todos modos, es un error considerar que estos mensajes instantáneos son gratuitos, porque para su uso el cliente consume datos móviles. Lo mismo ocurre al usar el correo electrónico, aplicaciones de noticias, de comercio electrónico, home banking o simplemente al activar el buscador.

 

La mayoría de los planes -sean prepago o pospago-, tienen un tope de datos para utilizar en un valor determinado. Excederse de ese máximo implica nuevos y quizás sorpresivos gastos.

 

Las operadoras -a modo de defensa- insisten en destacar que el cliente debe tener noción de cuántos datos consume por mes para poder elegir el plan que mejor se adecue a sus necesidades.

 

Los clientes de Personal tienen en la aplicación Mi Cuenta Personal la información necesaria para saber cuántos datos gasta diariamente, promediar el consumo y elegir el plan o el pack a su medida.

 

En Movistar explicaron que los clientes pueden elegir planes que multiplican la velocidad, y que al consumir la cantidad de megabits incluidos en sus planes "pasarán a la modalidad de internet por día manteniendo la misma experiencia de navegación".

 

En tanto Claro, ya tiene previsto planes de hasta 10 gigabits por mes. Para controlar el consumo de datos el usuario debe animarse a conocer y configurar su teléfono.

 

La primer medida es tener activado el buscador de redes wifi, de modo que si el equipo reconoce la existencia de una red de estas características suspende la conexión de datos contratada con el operador y enlaza por wifi.

 

Por ejemplo, la mayoría de los poseedores de teléfonos móviles inteligentes tiene en su casa u oficina una red wifi segura. Si configura adecuadamente el teléfono, al llegar al hogar o la oficina el equipo suspenderá la conexión de datos y enlazará con la red wifi.