15.765 visitantes visitaron las nuevas pasarelas de Garganta del Diablo desde que la empresa Iguazú Argentina, la Administración de Parques Nacionales y las autoridades del gobierno provincial, re inauguraron el circuito el pasado 22 de diciembre. 

 

 

 

Cabe recordar que en junio pasado, debido a las lluvias en la cuenca del Iguazú (mayormente en Brasil), el caudal que normalmente es de 1.500 metros cúbicos por segundo (m3/s) superó en pocos días los 47.000 m3/s, lo que consistió en la mayor crecida del río registrada en la historia. El 8 de junio, cuando el caudal superaba los 4.000 m3/s se puso en marcha el protocolo de seguridad y se rebatieron los módulos de las pasarelas inteligentes, para que no ofrecieran resistencia a las corrientes y así se evitaran daños a los pilotes de la base.

 

Del centenar de módulos que componen los 1.200 metros de pasarelas 82 fueron arrastrados corriente abajo, como lo contempla el protocolo, desde donde luego se recuperaron al bajar las aguas, para rearmarlas. Este sistema fue instalado en 2001, luego de décadas en las que las crecidas, aún menores que la de este año (la máxima había sido de 36 mil m3/s en 1992) destruían los pilotes y dejaban inhabilitado por años el acceso al mirador. Roberto Enríquez, presidente de la empresa Iguazú Argentina que tuvo la responsabilidad de reconstruir el circuito en un tiempo récord, expresó: “es un día histórico porque tuvimos la crecida más grande de la historia y en tiempo récord, en tres meses, pudimos poner a funcionar el circuito, justo en inicio de temporada alta, que le va a permitir disfrutar a la gente de esta maravilla natural”.

 

El presidente de la Administración de Parques Nacionales, Carlos Corvalán, el Ministro de Turismo de la provincia de Misiones, Sergio Dobrusin y el intendente del Parque Nacional Iguazú, Sergio Bikauskas, coincidieron en señalar, en el acto de reapertura del circuito, el profesionalismo y destacaban el empeño puestos de manifiesto por parte de los 45 trabajadores afectados a la labor, que en 90 días lograron la restauración de todo el paseo. Mediante esta reapertura, la totalidad de las pasarelas, servicios y paseos opcionales en el área Cataratas del Parque Nacional Iguazú se encuentran habilitados, funcionando de manera normal de 08:00 a 18:00 horas, todos los días del año, aguardando recibir miles de turistas a diario que eligen maravillarse con el espectáculo único que ofrecen los más de 275 saltos que recorren la selva paranaense y brotan del caudaloso río Iguazú.

 

El procedimiento aplicado de rebatimiento, estuvo eficientemente contemplado en el proyecto original del sistema de pasarelas, sólidamente diseñado por la Administración de Parques Nacionales y construido por Iguazú Argentina, habiendo demostrando nuevamente la seguridad del mismo y el rápido restablecimiento de la infraestructura. Este novedoso modelo de gestión conjunta entre la Administración de Parques nacionales e Iguazú Argentina®, lleva 13 años de exitosa implementación.