Una conmovedora marcha de tareferos, trabajadores desocupados de la CCC y peones del Mercado Central junto a docentes y estatales de la CTA, recorrió este viernes el centro de Posadas pidiendo justicia y solidarizándose con el reclamo. Delegados de los tareferos y referentes de las organizaciones de apoyo fueron recibidos por funcionarios del gobierno provincial quienes informaron sobre la llegada a la UDAI Posadas de Rodrigo Ruete secretario general del organismo para discutir las liquidaciones. El encuentro recién será el miércoles por lo que los tareferos ratificaron el acampe en Posadas y la huelga de hambre hasta que les paguen lo que les deben.

 

 

Cuerpos curtidos por el esfuerzo físico, la alimentación insuficiente, el trabajo a la intemperie, las enfermedades, cuerpos de trabajadores que se resisten a desaparecer ante la impunidad de quienes les robaron y la indiferencia de quien debió velar por sus derechos. Estos tareferos son los que marcharon ayer de nuevo, por el centro de Posadas, acompañados –de nuevo- por otros trabajadores tan precarizados como ellos, tan resistentes como ellos en un gesto de unidad que bien podría ser considerado como uno de los grandes logros de esta lucha: tareferos, peones del mercado central, desocupados, exponiendo la violencia sistemática de la que son víctimas.

 

La imagen de esta marcha se completa con docentes, estatales, referentes sociales quienes han sido parte de los procesos de organización de estos trabajadores y ayudaron a hacer visible el drama del hambre, la explotación laboral y la muerte. La unidad de estos sectores es también, tal vez, lo que más moleste a quienes detentan hoy el poder. No es casual que ayer la marcha tuviera presencia, más de la habitual, de personal de los servicios de inteligencia de la policía, que tan burdamente pretendieron hacerse pasar por simples trabajadores solidarizados con la protesta, no pudieron conseguirlo y debieron abandonar las columnas.

 

“Tenemos bien claro que si no estamos unidos, todos juntos no vamos a cambiar esto, no van a seguir tratando de menos. Es una emoción muy grande, no es un sacrificio para mí, me siento feliz por esta lucha, no nos tienen que tener lástima, a los trabajadores no nos tienen que tener lastima, a los trabajadores se les tiene que dignificar” se esforzó en gritar Cristóbal Maidana Secretario General del Sindicato de Tareferos de Montecarlo, en su octavo día de huelga de hambre.

 

Desde la CTA Misiones volvieron a apelar a la responsabilidad de los funcionarios de ANSES quienes podrían descomprimir rápidamente este conflicto cumpliendo los fallos judiciales que ordenan la devolución de las asignaciones familiares retenidas ilegalmente. “Acá el ANSES tiene la palabra de cuándo y cómo va a pagar. Esta gente no está en condiciones de esperar dos o tres años más. Eso va a significar la muerte de muchos compañeros, mucho daño a las familias, las madres y los niños principalmente” sostuvo Rubén Ortiz secretario adjunto de la Central. “Es una vergüenza que la ANSES haya empujado a esta situación a los compañeros, que hoy nos están dando una verdadera muestra de dignidad en la lucha, y están acá firmes reclamando lo que les corresponde” agregó Jorge “KoKi” Duarte Secretario General de la CTA Misiones.

 

*Unidad de los trabajadores y al que no le gusta… *

 

La marcha de los Olvidados, que ya lleva 2 semanas interpelando al poder político, económico y judicial de la provincia, logró además que trabajadores explotados y precarizados se encontraran para reconocerse en una misma realidad y en una misma lucha.

 

“Nuestra lucha es muy similar a la de los compañeros tareferos, estábamos solos en principio, pero ahora estamos acompañados por la CTA, por la multisectorial y hoy ya no estamos, solos hoy estamos acompañando el reclamo legítimo de los tareferos, “en la unión vamos a salir adelante” remarco Alejandro Fidela Secretario General del Sindicato de Peones del Mercado Central y agregó “no puede ser que tengamos que poner en riesgo nuestras vidas para que nos escuchen, creo yo que eso no es democracia, no podemos hacer una huelga de hambre para salir de la cárcel, para que nos paguen lo que nos corresponde, es una locura. Los gobernantes tienen que hacer un mea culpa, poner las barbas en remojo porque el pueblo se está levantando, los trabajadores nos estamos levantando ya no somos más ovejas, estamos peleando por lo que nos corresponde no estamos pidiendo nada regalado, nosotros trabajamos para llevar el pan a nuestras casas, no queremos nada de lo que no es nuestro”.

 

*Un largo fin de semana *

 

La Marcha de ayer terminó enfrente de casa de gobierno hasta donde llegaron para pedir que el gobernador Maurice Closs siga gestionando ante la ANSES la devolución de los montos retenidos. Como parte de esas gestiones desde el gobierno informaron la llegada, el miércoles próximo, de Rodrigo Ruete, segundo en la conducción del organismo, se ofreció además a los trabajadores que busquen un perito contable que refuerce el trabajo ya realizado con las liquidaciones a fin de llegar a la reunión con la mayor fuerza para defender los montos que los trabajadores sostienen ANSES debe devolverles, tal como la justicia determinó.

 

Los tareferos resolvieron sostener la protesta y durante el fin de semana largo seguirán acampando frente a la UDAI Posadas, un grupo de ellos continuará la huelga de hambre. “Vamos a estar acá firmes hasta que nos devuelvan lo que nos sacaron, no vamos a volver a nuestras casas sin nada, hicimos mucho sacrificio, yo por ejemplo no tengo nada si vuelvo a mi casa, me cortaron la luz, la cosecha ya se está terminando, yo no me voy a ir de acá, me voy a morir si es necesario acá frente de ANSES” dijo Felicia Insaurralde, conteniéndose las lágrimas.