Luego de ocho años, Argentina podrá vender naranjas, mandarinas, pomelos y limones al país vecino, lo que generó una gran expectativa entre los citricultores misioneros. La posibilidad de vender a Brasil atrae porque implica costos en fletes mucho más bajos que otros destinos, como Europa o Estados Unidos. Por ubicación geográfica, Misiones tiene ventajas en relación a otros tradicionales productores de citrus, como Entre Rios o Tucumán. Reconocen que para aprovechar la oportunidad habrá que recuperar la producción, ya que gran parte de las quintas están abandonadas por la falta de rentabilidad del cultivo.

 

Seguir Leyendo
El Ministerio de Agroindustria confirmó que Argentina podrá exportar nuevamente cítricos a Brasil, luego de varios años de trabajos técnicos y negociaciones. A través de la Resolución Nº 4 del Departamento de Sanidad Vegetal del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (MAPA) de Brasil, con fecha 5 de mayo de 2017 y publicada en el diario oficial de la Unión este 9 de mayo de 2017, se aprobó el “Sistema de Mitigación de Riesgo (SMR) de Cancro Cítrico para la exportación de fruta fresca cítrica (citrus spp.) de Argentina a Brasil.

 

La novedad generó gran expectativa entre los citricultores misioneros, que ven en la posibilidad de venderle a Brasil, la llave para recuperar las exportaciones perdidas. Según indicó el encargado del área de producción vegetal del ministerio del Agro de Misiones, Yaco Mazal, prácticamente la totalidad de la producción de citrus –casi exclusivamente mandarina- se había volcado al mercado interno, dado que el dólar bajo y los altos costos internos volvían inviable la venta a destinos de Europa.

 

Pero la reapertura del mercado brasileño abre una nueva esperanza, ya que paga casi los mismos precios pero demanda costos inferiores, especialmente en materia de fletes.

 

El funcionario destacó que la producción misionera tiene la ventaja de la cercanía al destino, frente a competidores de otras provincias como Tucumán y Entre Rios, pero reconoció que habrá que trabajar mucho para recuperar las plantaciones ya que muchas fueron abandonadas por la baja rentabilidad.

 

“Esta medida es de especial importancia para nuestro país, y en particular para las provincias productoras, teniendo en cuenta que dicho mercado se encontraba cerrado para la Argentina desde el 2009”, sostuvo un comunicado de la cartera de Agroindustria argentina.

 

El ministro Ricardo Buryaile manifestó su reconocimiento al MAPA por esta medida tan esperada por el sector productivo nacional y recordó que “el presidente (Mauricio) Macri asumió el compromiso de recomponer y profundizar la relación con el gobierno brasileño y nosotros hemos hecho lo propio con nuestra contraparte brasileña”.