Desde muy temprano la gente se agolpó nuevamente de manera intensa en la ruta costera para pasar a Paraguay. La fila superó por varios minutos la avenida Comandante Rosales y la espera se hizo importante.

 

 

Los autos avanzaban de manera lenta y sumado a los controles, en la entrada a la Estación de Trenes, fundamentalmente en las motos, generaron horas de espera. Cerca de as 10:30 la fila se terminaba recién en Rosales pero según algunas consultas, hubo momentos en que este tramo fue superado por los vehículos.

 

Aunque no es feriado ni fin de semana, tampoco fin de mes, la gente copó el entorno para cruzar al país vecino. Mucho tiene que ver el periodo de vacaciones de invierno en donde seguramente la gente que goza de unos días de descanso, aprovechó para visitar familiares y hacer algunas compras.

 

Personal de Tránsito además de mantener en orden la circulación de los autos, aprovechó la oportunidad para controlar las motos que pretendían llegar hasta Paraguay, tanto en documentación como en elementos de seguridad.