Los productores de yerba mate en la provincia de Misiones organizaron un piquete sobre las rutas nacionales 12 y 14 por tiempo indeterminado, con el fin de impedir la salida del producto  para reclamar, entre otras cosas, un aumento en el precio del cultivo.

 

 

La medida de fuerza se realizó en los puestos de control sobre las rutas nacionales 12 y 14 conocidos como Filadelfia y Cuay, en cercanías de las localidades correntinas de Ituzaingó y Santo Tomé.

 

La misma comenzó el viernes pasado desde la Federación Agraria Argentina (FAA), a la que se sumaron los productores de la zona sur de la provincia misionera, quienes imposibilitaron el paso de los transportes que cargaban el producto envasado hacia los centros de venta.

 

Mientras que hoy ya se adhirieron  los plantadores de la zona central, pertenecientes a la Asociación de Productores Agrarios de Misiones (APAM), quienes adoptaron la medida tras una serie de asambleas realizadas el sábado pasado.

 

Los organismos se unieron para reclamar la reapertura de las negociaciones para incrementar el precio de 4,80 pesos por kilo de hoja verde a 7 o 7,50 pesos, además del pago al contado o a un plazo no mayor de 120 días y la fijación del precio por parte del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), sin el requisito de la unanimidad.

 

Pero el nuevo valor fue cuestionado por los productores que lo consideran "insuficiente".

 

El director de la Yerba Mate y el Té de Misiones, José Semeguen, dijo que "las tratativas están estancadas en Buenos Aires por el otorgamiento de unos 300 millones de pesos destinados a créditos blandos para los productores, aunque ya están disponibles los aportes del INYM y del gobierno provincial".

 

El funcionario provincial admitió que "los productores no se animan a tomar esos créditos porque tienen temor de no poder afrontar la devolución, ya que reciben pagos por la materia prima a plazos muy largos, todo lo cual conforma una compleja situación en la que el más afectado es el productor", lamentó.