La iniciativa impulsada por diputados de la Renovación en el Congreso nacional para que Misiones reciba de modo directo energía de la represa hidroeléctrica Yacyretá en lugar de regalías en dinero, fue bien recibida por los ejecutivos de la entidad binacional.

 

 

“Es lo que venimos trabajando con el consejero de Corrientes, que lo planteó en 2006. Es viable y sería muy bueno”, indicó el consejero de Yacyretá por Misiones, Martín Göerling.

 

Su par correntino, Juan Marcelo Gatti, agregó que “las regalías en especies son importantes para el Estado nacional y para las provincias, que por otro lado ceden parte de su territorio para el emplazamiento de la central”.

 

El funcionario recordó que hay un decreto de 1993 que habilita el pago en energía a las provincias que ceden sus recursos naturales, pero sostuvo que nunca se avanzó en esa línea e incluso, las provincias aceptaron el pago en dinero, que a diferencia de la energía, no es un valor constante y depende de las fluctuaciones de caja.

De todos modos, el ejecutivo correntino anticipó que la decisión final será del Estado nacional, que es el que controla Emprendimientos Energéticos Binacionales Sociedad Anónima -EBISA-, la empresa encargada de comercializar la energía generada por la represa.

 

Gatti calculó que si prospera la iniciativa de los legisladores misioneros, Corrientes y Misiones podrían recibir en energía el equivalente al tres por ciento de la producción total de Yacyretá. En el caso de Misiones, serían como tres producciones de la represa Urugua-í, mientras que en Corrientes, representaría el 24 por ciento del consumo total de energía.

Cada Provincia podrá decidir su destino, como bajar tarifas a distintas capas de usuarios o destinarla al desarrollo industrial en las zonas más complejas.

 

Además del pago directo en energía, el proyecto presentado por la diputada nacional Silvia Risko y el secretario de Energía, Sergio Lanziani, propone que se exceptúe a Misiones del pago del aporte al desarrollo de Santa Cruz y la baja del IVA en un 50 por ciento para todas las categorías de usuarios del servicio eléctrico.

 

Actualmente, pagan 21 por ciento los residenciales, 27 por ciento los grandes clientes, que conforme al cuadro fiscal vigente, puede trepar hasta 42 por ciento, con una incidencia directa en los costos.

 

El objetivo será que la Nación pague a las provincias en cuyos territorios se encuentren las fuentes hidroeléctricas, un equivalente al doce por ciento del total de energía generada por la represa en un plazo similar al pago de las transacciones de energía en el Mercado Mayorista Eléctrico.

 

El monto de energía recibido podría ser incluso mayor cuando se amplíe la generación de Yacyretá, proyecto que ya está en estudio.

Hace pocas semanas, los directores de la Entidad Binacional Yacyretá, Humberto Schiavoni por Argentina y Héctor Recalde por Paraguay, firmaron un convenio con la Universidad Nacional de La Plata, para avanzar en una cooperación técnica que adquiere importancia ante el objetivo de ampliar la represa hidroeléctrica con la instalación de turbinas y el funcionamiento del brazo Aña Cuá.

 

Schiavoni dijo que “es prioritario sumar más energía al sistema interconectado y para eso avanzamos en un plan para incrementar la generación”.

 

En ese contexto, el responsable del departamento de Hidráulica de la Facultad de Ingeniería de la UNLP, Sergio Liscia, presentó una investigación sobre el proyecto energético Aña Cuá, brazo donde se halla el vertedero contiguo a la represa ubicada en la localidad correntina de Ituzaingó.

 

Por otra parte, el experto brindó detalles sobre la implicancia de la ampliación de la central hidroeléctrica Yacyretá en tres turbinas adicionales, las denominadas 21, 22 y 23.

 

De acuerdo con lo informado por la Entidad Binacional “la reunión fue el puntapié inicial para avanzar en las consideraciones que analizará un panel de expertos previsto para el próximo 30 de mayo”.