La cosecha de miel se realiza en Misiones desde octubre hasta marzo, pero debido a las intensas lluvias que se registraron en la provincia, recomiendan desde el Ministerio del Agro y la Producción que se realice la cosecha para evitar pérdidas.

 

 

Según explicaron desde la cartera agraria el productor tiene que salir a cosechar, porque si el productor no va a tiempo a las colmenas, las abejas empezarán a consumir las reservas.

 

Por esa razón, el Ministerio está haciendo trámites necesarios para que el productor cuente con azúcar y pueda suplementar las colmenas en caso de hacer falta a partir de febrero o marzo.

 

El problema de la producción se presenta debido a las fuertes lluvias, las que hicieron que haya pérdida de flor, poca materia prima en el campo, poca producción de néctar; por esa razón las abejas consumen sus reservas.

 

Además los expertos recordaron que la miel está en condiciones de ser cosechada cuando un cuadro tiene un 70 por ciento de las celdas tapadas con ceras.