En las últimas semanas, el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (Renatea), en conjunto con Afip y Gendarmería Nacional, realizaron operativos de fiscalización en el sector yerbatero en establecimientos de las zonas rurales de Andresito, Bernardo de Irigoyen y San Pedro.

 

 

En estos operativos, se relevaron más de 60 trabajadores, muchos de los cuales se encontraban sin registrar al momento de la inspección. Por otra parte, la mayoría no contaba con la Libreta de Trabajo agrario, ni las condiciones mínimas de habitabilidad exigidas por la Ley.

 

En dos de los campamentos, en la localidad de Andresito se detectó la presencia de trabajo infantil. Un menor de diez años de edad perteneciente a una de las comunidades mbya de la zona, y una menor de quince años embarazada.