Marcela “La Tigresa” Acuña, dialogó sobre su paso al sector político de Sergio Massa desde el oficialismo criticando al gobernador Insfrán y a la gestión de CFK: “Hay una inflación galopante y una administración fraudulenta a nivel nacional. Me tiene sin cuidado lo que pueda pensar el gobernador de Formosa por mi decisión”, dijo sin descartar una posible candidatura a nivel local por el massismo.

 

 

Luego de ser una referente del oficialismo a nivel provincial y nacional, Acuña tomó la decisión en junio pasado de pasarse al espacio del Intendente de Tigre: “Creemos que el Kirchnerismo es un gobierno que se está terminando y sabemos qué hace dos años no está haciendo las cosas muy bien. La situación económica que vivimos los argentinos no es la mejor luego de varias temporadas de crecimiento”, expresó.

 

Desde la provincia de Buenos Aires, la referente del deporte formoseño se manifestó sobre su actualidad política. Tras ser reelegida como Concejal en el partido de 3 de Febrero en las filas del FPV, Acuña explicó por qué motivo pasó a ser una integrante más del arco que conduce Sergio Massa.

 

“Yo tomé la decisión de pasarme al massismo por distintas cuestiones que están a la vista. Hay diferentes gestiones que tienen que ver con las políticas que no tienen relación entre 3 de Febrero y la Nación. No concordamos con varias cuestiones desde hace mucho tiempo”, declaró.

 

“Tuvimos un quiebre, no compartíamos la manera de hacer campaña y si bien yo fui electa por el Frente de la Victoria, quedó casi a fuera por la manera de llevar a cabo la campaña con la que no estábamos de acuerdo pero pude entrar como Concejal”, indicó.

 

“El año pasado renové mi mandato en las legislativas. Este año tomamos la determinación justamente por estas cosas que venimos diciendo. Pensamos que el Kirchnerismo es prácticamente un gobierno que se está terminando”, dijo.

 

“Pensamos que la posición económica que vivimos todos los argentinos no es la mejor después de haber tenido varios años de crecimiento”, expresó.

Al ser consultada sobre el porqué de su paso hacia el sector de Massa y no al de Scioli, expresó que el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires “es lo mismo que el Kirchnerismo”.

 

“Él es más de lo mismo y yo quiero un cambio. Scioli sigue estando con el Kirchnerismo y eso no me convence ni me conviene, nosotros estamos trabajando para que Massa sea Presidente en 2015”, sostuvo la entrevistada que agregó además la administración nacional tiene “temas de corrupción”.

 

Candidaturas

 

Al ser consultada sobre la versión que marcaría una posible candidatura suya a una diputación nacional por Formosa dentro del massismo afirmó que no puede “confirmar ni negar nada”.

 

“Hace dos años que no hablo con el gobernador y me tiene sin cuidado lo que piense de me decisión, soy una persona grande que toma sus determinaciones”, resaltó.

 

“Siempre estamos dentro del peronismo. Si bien el Frente Renovador es amplio y se aceptan a distintas líneas políticas, lo que se quiere es tener una visión más amplia y que no sea solo de un partido”, declaró.

 

“Nadie habló sobre ninguna candidatura mía aún en ninguna parte. Sabemos que Massa recorre el país y Formosa también será punto de llegada para él y puedo confirmar que vamos a trabajar con ese espacio porque hay mucha gente que aspira a que llegue a ser Presidente”, sostuvo.

“Todavía no está definido que yo sea candidata”, aclaró nuevamente.

 

“Las noticias que llegan de Formosa son siempre malas. Cuando uno escucha hablar al gobierno provincial y el nacional, marcan estadísticas de que no hay narcotráfico, desempleo ni inseguridad pero hay muchas cosas que siguen ocurriendo. Es lamentable la cantidad de noticias que vienen hacia Buenos Aires desde allá”, expresó.

 

“Hay presiones hacia personas que se cree que van a trabajar para el massismo y eso no debería ocurrir en un país democrático y si esto pasa actualmente, no me quiero imaginar qué ocurrirá cuando vean que van a perder”, declaró.

 

“Quisiera aclarar que con el gildismo, hace dos años que no tengo contacto. Como todos los otros gobernadores, tenemos buen dialogo pero hace tiempo también no hablamos, pero me tiene sin cuidado lo que piense o no el gobernador. Se dónde y cuándo puedo estar”, cerró.