El subsecretario de Producción Sustentable Alejandro García aludió a que en fueron convocados por la cartera de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación, donde esta semana deberán defender todos los informes con los cuales se fundó la declaración de Emergencia Agropecuaria para productores agrícolas de algodón, banana y sandia, como también ganaderos, en todos los casos correspondientes a regiones puntuales de la provincia.

 

 

Este paso forma parte del protocolo que una medida de este tipo requiere para su homologación nacional, e indicativo de que las gestiones han venido avanzando de manera satisfactoria y que en este mes de septiembre tendría una resolución.

 

Indico que “se realizaron todos los actos administrativos en la provincia y se presentaron los informes. Después de la Comisión de Emergencia, que hizo un análisis pormenorizado de la situación agrícola y ganadera, se dicto el decreto desde el PEP declarándose la emergencia para la ganadería, sector algodonero, sandiero y bananero de la provincia”.

 

Expuso Garcia, que “toda esta información, junto con el decreto fue presentado al ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación, conjuntamente con informe del INTA, que fue otro de los requisitos necesarios. La información de la provincia fue analizada y hemos sido convocados para una próxima reunión que se realizaría esta semana, en la cual Formosa defenderá esos informes para luego sea llevada a una resolución del ministro Carlos Casamiquela que estaría homologando la emergencia de Formosa, para poder acceder a los beneficios que este instrumento dispondrá”. Estimo que “esto llevaría unos quince días, para que se reúna, y están dadas las condiciones para su homologación”.

 

A quienes abarca

 

El decreto -314/14- a través del cual se declara el “estado de emergencia agropecuaria”, comprende a productores agrícolas de algodón, banana y sandia, como también ganaderos. La medida abarca regiones puntuales de diversos departamentos de la provincia, donde se han producido pérdidas en producción y capacidad productiva por los efectos de las distintitas contingencias climáticas ocurridas durante el segundo semestre de 2013 y el primer semestre de este 2014.

 

Acerca de la emergencia para el cultivo del algodón, incluye a los establecimientos rurales afectados por las escasas precipitaciones entre julio del año pasado y enero de 2014, como también el exceso de lluvias posterior de febrero a junio último. Esto comprende a los sitios productivos verificados y determinados por los organismos competentes que hayan sido damnificados en los departamentos Pirane, Laishi, Pilcomayo y Pilaga.

 

En el caso de la emergencia para las producciones de bananas, que en su caso se vieron perjudicados por déficit de lluvias, heladas tardías y fuertes vientos que azotaron la región productiva de junio de 2013 a enero de este año, abarca los departamentos Pilagas y Pilcomayo, por supuesto en donde se haya comprobado las perdidas.

 

Acerca de los cultivares de sandia, afectada por el déficit de lluvias y heladas ocurridas de julio a noviembre de 2013, la medida de emergencia alcanza a producciones determinadas fehacientemente el grado de afectación en zonas de las jurisdicciones de Las Lomitas y Pozo del Tigre, en el departamento Patiño. La emergencia ganadera, sector que se viera damnificado por la inundación ocurrida por desbordes del rio Paraguay y sus afluentes, así como también por el exceso de precipitaciones durante el periodo productivo que va de febrero a junio de este año, abarca a establecimientos rurales situados en porciones de los departamentos Laishi, Formosa, Pilagas, Pilcomayo y Pirané.