La oficina de prensa del Obispado de Formosa, emitió un duro comunicado donde aclara que a pesar de participar en las Audiencia Públicas, no convalida las decisiones ya tomadas previas a este paso.

 

Con el título “La vida en abundancia”, expresa que: “Venimos a esta Audiencia Pública sobre Dioxitek desde nuestra vocación y misión de pastores de la Iglesia Católica que peregrina en Formosa, movidos por el designio de Dios manifestado por Jesús: “Yo he venido para que tengan Vida y la tengan en abundancia” (Juan 10,10). Valoramos la Democracia y también esta instancia particular de Asamblea Pública.

 

No obstante ello, dejamos manifiesto que nuestra presencia aquí no convalida, ni el Estudio de Impacto Ambiental ni las decisiones ya tomadas previas a esta Audiencia Pública, con una información no suficientemente clara, transparente ni oportuna”.

 

Agrega además que: “ Consideramos que no es lícito hipotecar la vida y la salud de generaciones futuras de formoseños, como tampoco su medio ambiente en aras de lo que consideramos un supuesto progreso, una provocación al medio ambiente y un riesgo permanente. Como afirma el dicho popular: ‘Dios perdona siempre, el hombre a veces y la naturaleza nunca’. 

 

Reafirmamos que “las generaciones que nos sucedan tienen derecho a recibir un mundo habitable y no un planeta con aire contaminado” como dice el Documento de Aparecida de los obispos latinoamericanos nº 471”.

 

Dice también que: “Nos duele que este proyecto Dioxitek esté generando temor, confusión, confrontación y división en el seno de la comunidad, provincias cercanas y países limítrofes, en algo que nos es común a todos, la Creación. Nuestro Papa Francisco, iniciando su pontificado el 19 de marzo del 2013, hizo un urgente llamado a quienes ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político, social, y a hombres y mujeres de buena voluntad, afirmando que “seamos custodios de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro y guardianes del medio ambiente. 

 

No dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro”. Además, percibimos en muchos formoseños una duda generalizada en que este proyecto esté al servicio real del hombre integral, del bien comun y de los pobres”. 

 

La nota continúa diciendo que: “Constatamos cierta contradicción en que habiendo obras significativas e inconclusas, entre otras, el Edificio de la Legislatura y el Ramal del Ferrocarril, se embarque la provincia en este mega-emprendimiento”.

 

Además asegura que: “No somos pesimistas en cuanto al futuro de nuestra provincia; por el contrario, alentamos un sano y esperanzador progreso con calidad de vida equitativa e incluyente. Conservamos la esperanza juntamente con toda la creacion que “anhela ser liberada de la esclavitud de la corrupción para participar de la gloriosa libertad de los hijos de Dios” (Rom. 8,20-21)”.

 

Finalmente expresa que: “Agradeciendo, por tanto, el interés y el esfuerzo del Gobierno Provincial y la deferencia federal del Gobierno de la Nación, optamos por una Formosa Libre de Energía Nuclear, tal como lo prescriben nuestra Constitución Provincial y la Ley Política Ecológica y Ambiental 1.060 (art. 13), por lo que consideramos que este proyecto no es necesario, ni conveniente. Por todo esto, decimos hoy, 

Dioxitek: No, gracias”.

 

Posturas a favor y en contra de la Planta de uranio

 

El Diputado Nacional, Luis Basterra, dialogó con este medio sobre el desarrollo de la Audiencia Pública en la que se trató el proyecto de instalación de la empresa Dioxitek en nuestra provincia, destacó la importancia del proyecto e indicó que la población “apoya el modelo que impulsa la iniciativa para la llegada de la empresa”.

 

“Es un proceso muy enriquecedor para nuestra comunidad, genera un cambio importante para la aplicación de la tecnología”, inició el entrevistado que fue consultado sobre el motivo por el que se impulsa la llegada de Dioxitek dentro del Polo Tecnológico: “Se da una gran oportunidad que significa que el estado nacional, a través de una empresa nacional, tiene ante un requerimiento de la ciudad de Córdoba que solicitó la relocalización de una empresa y Formosa, que está en línea política atómica, ofrece un predio para la radicación de una empresa que es química y no nuclear”, dijo.

 

Comparó la llegada de Dioxitek con la instalación del Hospital de Alta Complejidad debido al progreso que la iniciativa para la provincia.

 

Fabián Servín

 

Al respecto, el referente del PO, dijo que: “Estamos en contra de la instalación de Dioxitek, entendemos que el costo que vamos a afrontar con el peligro latente donde se involucra a elementos nucleares porque esta planta va a provocar residuos nucleares puede ser perjudicial a nuestro ecosistema. Esta planta fue expulsada de otras provincias”. 

 

Agregó que: “No figura en los informes que tipo de maquinaria se va utilizar por lo que podrían trasladar maquinaria que ya están utilizando en Córdoba. Instamos a la población a estar alertas porque esta audiencia no es vinculante y lo que se decida acá, el gobierno de todas maneras ya decidió colocar la planta”.