Marcela Frumento y Carlos Figueroa, laicos consagrados, peregrinos con María y Misioneros de Jesús Buen Pastor, ya se encuentran en territorio formoseño protagonizando la «Peregrinación del Bicentenario de la Patria» (1816-1916) que comenzó el pasado 26 de abril y finalizará el 9 de julio del 2016 en San Miguel de Tucumán, con el objetivo de unir a través de la Virgen de Luján a todas las provincias de nuestro país con la Antártida, Paraguay, Brasil y Uruguay.

 

 

Se trata de una megaperegrinación internacional de más de 12.000 kilómetros y 2.200 millas marinas, a llevarse a cabo en 7 etapas, una de ellas en barco desde Pernambuco (Brasil), a Buenos Aires, pasando por Montevideo, Uruguay. 

 

“Nuestro apostolado es bien itinerante, arrancamos en La Quiaca”, dijeron Marcela y Carlos, de origen salteño, quienes se encuentran desde ayer en la localidad de Villa Escolar, desde donde esta mañana, a las 10, iniciarán una peregrinación hacia Mansilla, lugar en el que se desarrollará luego un gran encuentro con la comunidad.

 

Respecto de la travesía de fe, que se realiza en transporte público, dijeron que desde abril “llevamos 16 provincias y queda Tierra del Fuego, pero no vamos nosotros, le pasamos la posta a otro matrimonio que va a acompañar esta tarea religiosa, Gladys y Vicente Juárez”, quienes serán acompañados por una hija religiosa.

 

La misión consiste en llevar la imagen de la Virgen de Luján y una cruz de bronce, visitando todas las comunidades que la tengan como patrona, parroquias, capillas, ermitas, colegios e instituciones. “Todo se hace sin dinero, con aportes de la gente, alojamiento comunitario, pasajes de empresas de ómnibus”, explicaron a La Mañana.

 

Más información sobre la iniciativa y quienes la llevan a cabo en esta tercera etapa se podrá encontrar en www.emanuel-org.blogspot.com.ar, el Facebook: emanuel.org.ar, www.carlosfigueroaysra.blogspot.

 

Carlos Figueroa señaló que están al frente de esa muestra de fe “orando por la patria y visitando todas las comunidades de Luján”. Así, recorren parroquias, capillas, ermitas, colegios e instituciones como Policía Federal y la Gendarmería Nacional que tienen a la virgen como patrona.

 

La peregrinación finalizará el 9 de julio de 2016 en San Miguel de Tucumán, cuando el país celebre el Bicentenario de la Independencia de la Patria.

 

En su viaje “alentamos a los argentinos a orar por nuestra Patria y agradecer el país que tenemos en estos 200 años”.

 

“Hace 16 años que estamos abocados a esta misión. Somos laicos consagrados (y dejaron sus actividades laborales). Nuestros sueños no dependen del dinero porque no son baratos; siempre los sueños de Dios se miden por riesgo y por fe”, destacan. Así, con el acompañamiento y contribución de los fieles, estos peregrinos visitan pueblo por pueblo.