A raíz de una nota publicada en el diario, donde el presidente de la Sociedad Rural de Formosa, Roberto Consolani, dijo que no hay novedades acerca de la Emergencia Agropecuaria para la provincia; el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile salió a responderle y dice que el ruralista, “habla desde el desconocimiento” pero también ve un trasfondo político.

 

Seguir Leyendo
“Estamos en época de elecciones y es obvio que van a buscar estos títulos catástrofe”, dijo el ministro Ricardo Buryaile en diálogo con Radio Uno para responderle al presidente de la Sociedad Rural de Formosa que en un reportaje con el diario La Mañana, sostuvo que “no sabemos nada sobre cuándo podría llegar la ayuda para el sector agropecuario. Hasta ahora el productor sigue esperando. Lo que sí tuvimos son algunas medidas impositivas en el orden local como prórroga de vencimientos por parte de la Dirección General de Rentas y asistencias específicas recibidas por algunos productores. Pero desde los organismos del campo a nivel nacional todavía estamos esperando la asistencia”.

“Consolani habla desde el desconocimiento, y es normal que desconozca los procedimientos que se siguen; no tiene porqué saberlo; pero me resulta extraño que teniendo ahí al Ministro Quintana (el ministro de la Producción y Medioambiente de Formosa), no le pregunte porque nos hemos reunido con Quintana, y con el intendente de Laguna Naineck hace un tiempo para hablar de la homologación de la Emergencia Agropecuaria que salió inmediatamente una vez que Formosa dictó su declaración. Lo cierto es que, desde ese momento, no volvieron a enviar un informe con la estimación de daños. Y desde Nación no podemos destinar unilateralmente recursos si no sabemos cuánto es lo que necesitan. Además, el Fondo de Emergencia para todo el país es de 500 millones de pesos, y hay 18 provincias que pidieron la declaración de emergencia agropecuaria”.

Es decir, según el ministro de Agroindustria, Ganadería y Pesca de la Nación; es el gobierno de Formosa quien debe remitir el informe a Nación, informando sobre un estimativo de daño para que se pueda liberar el dinero y discutir la forma en que se podrá aplicar.

“Por eso digo que me parece extraño que Consolani salga a hablar, que lo hace desde el desconocimiento, pero también es verdad que estamos en época electoral y se buscan estos títulos catástrofe; y los ministros no hablamos por los diarios, él tiene ahí a Quintana a quien le podría preguntar sobre los procesos, que se los podría decir; sin embargo prefiere declarar eso”, sostuvo Buryaile.

 

Bananeros

 

Otra consulta que se le hizo al ministro formoseño fue acerca de la situación de los productores bananeros que esta semana protagonizaron una protesta en Capital Federal, donde regalaron bananas a la gente para “hacer visible la crisis del sector”. 

Buryaile explicó que “Argentina consume 500 mil toneladas de banana por año, producimos entre 90 y 100 mil toneladas por año, es decir alrededor del 18% - 20% de lo que produce; es lo que consumimos; en el caso de Formosa, produce el 5%”.

Así, indicó que “no pasa por la cabeza del Gobierno cerrar la importación de banana, ya que esto privaría a muchos argentinos de consumir el producto. Estamos trabajando por ello con la Secretaría de Agricultura Familiar, con cooperativas en Formosa, en Laguna Naineck; para que la producción de ese sector pueda comercializar sus productos a precios 50% por encima de lo que acceden los productores. Estamos trabajando con los productores que tienen ganas de trabajar con nosotros”, cerró.