La Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia ratificó el procesamiento con prisión preventiva aplicado por la Justicia Federal local “por los delitos de transporte de estupefacientes con fines de comercialización a los dos efectivos de la Policía provincial” que participaron en el caso de la droga hallada en una camioneta propiedad de la concejal Blanca Denis, y en aquella ocasión conducida por un sobrino de la edil.

 

 

En pleno centro, dos años y medio atrás, se detuvo a los tres muchachos que iban en el rodado y se generó un revuelo mediático y político muy recordado.

 

Antes, en cercanías de la estación de servicio Baldús, en la avenida Napoleón Uriburu “se habría producido una supuesta operación de compra-venta de estupefacientes”, que derivó en una persecución y la droga abandonada en la calle.

 

La jueza Federal, Zunilda Niremperger procesó sin prisión preventiva por el delito de transporte de estupefacientes a los tres jóvenes detenidos.

 

EL ABOGADO DEL SOBRINO DE DENIS

 

“Esto no hace más que ratificar lo que venimos diciendo desde un principio, que todo esto es una causa armada por la propia Policía de la provincia en perjuicio de nuestros defendidos”, dijeron a un diario local los abogados Federico Acosta y Carlos Lee, defensores de los jóvenes procesados en la misma causa.

 

Niremperger había manifestado que las comunicaciones que existieron entre uno de los muchachos implicados y los dos policías procesados, antes, durante y después del procedimiento, a fin de planificar la transacción de estupefaciente, “resultan a todas luces acreditadas y reflejan el plan estratégico existente entre los funcionarios policiales a fin de facilitar, con la intervención del “person”, la compra de la sustancia por parte de los tres jóvenes que concurrieron al lugar acordado, para luego, una vez concluida la operación y ya con el alijo en poder de estos, dar intervención a los demás efectivos de la policía a fin de que los detengan”.