El Gobierno de Paraguay reforzará los controles sobre la llegada de inmigrantes ilegales al territorio, con la instalación de un nuevo sistema, para atender la “permeabilidad” de la frontera, anunció este lunes el director de Migraciones del vecino país, Jorge Kronawetter. 

 

Seguir Leyendo
Tras reunirse con el presidente Horacio Cartes, Kronawetter explicó que se proyecta instalar nuevos sistemas en base a tecnología moderna para obtener los datos necesarios de la persona que llegue a ese país. Los nuevos aparatos se usarán en las fronteras terrestres con Argentina y Brasil, y también en los aeropuertos para el control del tránsito aéreo de pasajeros. 

Kronawetter dijo que existen muchas denuncias de personas que permanecen en Paraguay en situación irregular y admitió que los controles “no son sencillos debido a la permeabilidad de la extensa frontera” del país. 

No existen cifras oficiales ni estimaciones sobre la cantidad de personas que viven ilegalmente en Paraguay, pero además de los controles se inspeccionará y multará a las empresas que dan trabajo a indocumentados, advirtió el funcionario. 

Kronawetter también indicó que muchas personas ingresan al país como turistas y después de los 90 días legales deciden quedarse de modo permanente, sin proceder a regularizar la situación. 

La medida paraguaya se anuncia en momentos en que Estados Unidos pone en marcha una política migratoria restrictiva y también se dispone a realizar algo similar el Gobierno argentino.

El nuevo sistema paraguayo ya fue implementado, en parte, en una primera etapa el año pasado en los aeropuertos Silvio Pettirossi de Asunción y Guaraní de Ciudad del Este, consignó la estatal agencia IPP.