A través de la Aduana, el ente recaudador desarticuló una organización delictiva que se dedicaba al contrabando de productos de alta gama comprados por internet en el extranjero, para luego venderlos en el país a través de páginas de comercio electrónico.

 

 

En un operativo realizado en Formosa, los funcionarios descubrieron ocultos en un camión con acoplado productos mayoritariamente de informática y tecnología por un valor de casi 45.000.000 de pesos.

 

Entre los productos secuestrados se destacan los teléfonos de alta gama –marcas Apple, Samsung, Motorola–, consolas marca Playstation, drones, pantallas LCD, notebooks, tablets, cámaras réflex con sus respectivos lentes. También había artículos no tecnológicos, como repuestos de automotor, relojes, cigarrillos, ropas, bicicletas de carbono, calzados, juguetes, suplementos dietarios y cosmética, entre otros.

 

Para dar con la mercadería ingresada irregularmente, la Aduana utilizó sobre los camiones un equipo no intrusivo (scan van) y se descartó la presencia de drogas mediante perros detectores de narcóticos.

 

Tras las tareas de escaneo, intervino en el procedimiento el juzgado federal de Formosa N°1, que ordenó la apertura de las 228 cajas identificadas con guías despachadas desde Estados Unidos (Miami).

 

La Justicia cree que hay detrás una maniobra de triangulación utilizada para introducir ilegalmente al país productos comprados en forma masiva a través de sitios internacionales de e-commerce. De acuerdo a los datos consignados en la mercadería, los artículos habrían sido remitidos desde Estados Unidos con destino a la capital paraguaya (Asunción), para ser posteriormente ingresados de manera ilegal a la Argentina.

 

El operativo incluyó el allanamiento del depósito de la empresa que recibía las encomiendas, lo que permitió secuestrar documentación vinculada a la causa, el camión que trasladaba los artículos y la mercadería de contrabando.

 

En función de las pruebas recolectadas, la jueza Claudia Fernández dispuso la detención del conductor del camión en el primer control y de los encargados del depósito receptor de las encomiendas.