Desde hace unos días se observa en forma incipiente en algunos locales comerciales de la ciudad –fundamentalmente del rubro de regalería– la presencia de los productos típicos de Navidad.

 

 

Con el ajuste inflacionario del caso, pero aún en valores que serán inferiores a los que se comercializarán en los días previos, ya se observan en las vidrieras y locales comerciales, guirnaldas, globos, y otros objetos que adornan los tradicionales arbolitos. La idea “es para empezar a imponer la Fiesta”, a falta de fechas comerciales en las próximas semanas, contó una vendedora.

 

En góndolas de un local ubicado casi en el extremo norte de la Peatonal, están en exhibición desde hace unos 10 días. Poco días después fue imitada por otros comercios ubicadas en las calles lindantes al principal paseo público de la ciudad.

 

Para Navidad faltan más de siete semanas, más de 50 días.

 

“La gente va mirando y consultando. Sabemos que la mayoría compra a último momento, pero exponemos el stock con anticipación para quienes quieran empezar a comprar de a poco, o ir conociendo cuáles serán los costos”, se explicó en uno de esos locales.

 

Es una oferta más que se pone a disposición de los clientes, en un contexto de bajas ventas, que afecta fundamentalmente al comercio minorista.

 

Es que según el último informe de la Cámara de Actividades Mercantiles Empresarias, las ventas minoristas volvieron a cerrar en baja en octubre, con una merma del 5,3% en las cantidades vendidas frente al mismo mes de 2013. De ese modo, a excepción del primer mes del año, se registran 10 meses consecutivos de caída.

 

El informe reveló que “aunque la tendencia descendente continúa siendo significativa, los niveles de caída de octubre fueron algo menos acentuados que los registrados en los últimos meses, en buena medida por la mayor disponibilidad de ofertas y financiamiento sin interés”.

 

Asimismo, se citó al programa oficial Ahora 12, los acuerdos de los comercios más chicos con tarjetas de determinadas entidades financieras para financiar en 12 cuotas sin interés, como incentivos para sostener parte del consumo del mes.

Dentro de los más de 20 rubros que componen la estadística, hubo dos que pese a que registraron caídas, suavizaron esa tendencia y fueron los más beneficiados por la ampliación de planes de financiación: Indumentaria y Electrodomésticos y Artículos Electrónicos.

 

En Indumentaria destacaron como aliciente el Día de la Madre, y los descuentos generosos que ofrecieron los comercios para tentar al público a decidir su compra. 

 

En Electrodomésticos y Artículos Electrónicos, las ventas cayeron un 3,5% anual (en cantidades), pero con un movimiento bastante mejor al registrado en meses anteriores. Los comercios lograron cierto respiro tras varios meses de bajas muy agresivas. Los empresarios consultados señalan además que la mayor tranquilidad en el mercado cambiario y los menores ruidos en la economía general impulsaron a concretar algunas decisiones de gastos que se venían postergando. La venta de acondicionadores de aire frente a las primeras olas de calor, la demanda de nuevas versiones de teléfonos celulares con prestaciones recién salidas al mercado, y de artículos electrónicos en general, posibilitaron que las ventas de ese rubro se pongan en movimiento.