Los comerciantes de Paraná y de la provincia tienen expectativas en que el plan 12 cuotas que lanzó el Gobierno nacional y las empresas emisoras de tarjetas de crédito el 13 de septiembre pasado estimule la rueda comercial en Entre Ríos y genere mayor movimiento. 

 

 

De acuerdo con lo informado desde la Federación Económica de Entre Ríos (Feder) en los primeros días de aparición del plan se inscribieron unos 300 comercios de la provincia, de los cuales unos 200 son de Paraná. 

 

El trámite de inscripción no se vincula con entidades provinciales o nacionales, sino que cada comercio debe completar un formulario en Atacyc (Cámara de Tarjetas de Crédito y Compra) donde se explican las condiciones y regulaciones para poder adquirir productos de línea blanca –cocinas, heladeras–, ropa, motos, muebles, materiales para construir y turismo, de producción nacional. 

 

Si bien no se han producido ventas masivas todavía, según explicó Jorge López, presidente de Feder, existe una “buena expectativa que las ventas empiecen a levantar tanto con el plan 12 cuotas como con el que lanzamos junto a la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) en varias ciudades entrerrianas y que viene funcionando muy bien”, expresó el dirigente. 

López recordó que sólo es para productos de fabricación nacional como para turismo, por lo que también estará en el comerciante explotar la difusión de estos productos si los tiene y estimular a los compradores con este esquema de venta que, según expresó, tiene puntos interesantes para el comerciante. 

 

El Plan Ahora 12 permite la compra de diversos productos nacionales en 12 cuotas fijas sin interés, a través de tarjetas de crédito en locales adheridos de todo el país. 

 

El plan, al que podrán adherir unos 100.000 comercios de todo el país rige desde el sábado 13 de septiembre y, de acuerdo a lo anunciado por la presidenta Cristina Fernández, regirá para compras los jueves, viernes, sábado y domingo. Tendrá una vigencia de seis meses (hasta el 1º de marzo de 2015) e incluye a todos los comercios que trabajen con tarjeta de crédito, para la compra de productos de línea blanca, motos, bicicletas, muebles, indumentaria, calzado y marroquinería, materiales para la construcción y turismo nacional.