La presidenta del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Diana María Guillén, estuvo este martes en Entre Ríos, donde mantuvo una nueva reunión con más de mil productores citrícolas y viveristas.

 

 

 En el marco de las acciones para evitar la aparición de la enfermedad Huanglongbing (HLB) en la provincia, surgió la propuesta de generar un espacio de discusión sobre el futuro de la actividad, y la próxima semana se realizará una capacitación

 

En la actividad, que se desarrolló en Villa del Rosario, estuvo junto a la funcionaria el ministro de Producción provincial, Roberto Schunk.

 

Al respecto, la Presidenta del Senasa comentó que la reunión estuvo centrada en la diferencia de criterios entre algunos productores y viveristas y el Senasa. 

 

“Estamos contentos, en la reunión había diferencia de criterios pero se pudo desarrollar con total normalidad, que me parece que es lo más importante. Estoy muy contenta y me parece que este es el camino, el diálogo”, indicó tras el encuentro. 

 

En ese sentido, explicó: “Los productores y viveristas de la región pudieron exponer sus criterios y disconformidades y nosotros dimos las explicaciones de las razones por las cuales estamos tomando las medidas”. 

 

Guillén dijo que del encuentro “surgieron cosas muy importantes, muy interesantes propuestas por los propios productores, de las que se va a ir tomando nota”.

 

“Durante el encuentro nos entregaron un petitorio que vamos a analizar cuando lleguemos al Senasa”, dijo. 

 

Surgió además la propuesta de “generar un espacio donde puedan discutir los científicos y los productores, el futuro del tema de la citricultura para los casos en los que la enfermedad se repicase” y aclaró que “hasta ahora solamente se la ha encontrado en una planta”. 

 

Dijo además que la semana que viene el Senasa comenzará una capacitación en Villa del Rosario: “La capacitación será en la enfermedad, tanto para los profesionales de las cooperativas y de las asociaciones, como para los productores que estén interesados en conocer exactamente cuál es la sintomatología para que ellos puedan también estar monitoreando sus propias quintas”. 

 

 

• Medidas de prevención 

 

Por su parte, el ministro de Producción, Roberto Schunk, dijo que “fue una reunión muy importante de la cual participaron alrededor de mil productores y viveristas”.

 

 

 

“Tuvimos la oportunidad de traer a la máxima autoridad sanitaria de la Nación para plantear un tema que es clave para la economía de la provincia”, destacó. 

 

Al respecto, indicó que “tiene que ver con una enfermedad que es la HLB que no tiene cura y por lo tanto es muy importante llevar adelante todas las medidas de prevención”. 

 

El funcionario recordó que el Senasa en el año 2009 aprobó la resolución 930, por la cual se prohíbe producir plantas a cielo abierto, por lo que los productores tienen que hacerlo en viveros. En ese marco, un conjunto de viveristas se había presentando a la Justicia y lograron amparo, “pero ese amparo está caído ahora y por lo tanto el Senasa puede aplicar claramente porque es constitucional la resolución 930”. 

 

“No tenemos que olvidar que hay alrededor de 20 mil familias que viven de la citricultura, entonces no podemos ponerlos en riesgo para que esa enfermedad se generalice, porque terminaríamos con el citrus en la provincia de Entre Ríos”, sostuvo. 

 

En ese sentido, expresó: “La citricultura es una sola y por eso nuestro Gobernador me instruyó para que le demos financiamiento, aún a aquellos que se presentaron a la justicia, a través del Consejo Federal de Inversiones para que cumplan con la normativa que hoy está vigente”. 

 

Estuvieron presentes en la reunión, la directora de Agricultura del Ministerio de Producción, Elena Rosales; representantes de la Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier); de la Cámara de Exportadores de Citrus; asociaciones de citricultores; intendentes de las localidades citrícolas de Entre Ríos.