El diputado provincial José Antonio Artusi (Cambiemos) presentó un proyecto de ley para que se exima del pago del impuesto a los Ingresos Brutos a la actividad avícola.

Seguir Leyendo
Equiparando a la avicultura con otras actividades primarias tales como la producción agropecuaria y la silvicultura, la propuesta del diputado provincial José Antonio Artusi (Cambiemos) busca eximir a la actividad del pago de Ingresos Brutos.

“Consideramos que la actual situación coloca a los productores integrados en una situación de discriminación con respecto a otras actividades, lo que resulta notoriamente injusto, a la vez que afecta su nivel de rentabilidad y, por ende, dificulta la reinversión necesaria, que se hace cada vez más imprescindible, en un sector que viene incorporando tecnología de manera considerable en las últimas décadas”, fundamentó el diputado.

En la iniciativa, Artusi propone la modificación del inciso k del artículo 194º del Código Fiscal el que quedará redactado de la siguiente manera: “La producción agropecuaria, avicultura, caza, silvicultura, pesca y explotación de minas y canteras, realizadas en la provincia, siempre que la facturación anual no supere el monto que a tal efecto establezca la Ley Impositiva, excepto que la comercialización de los frutos y productos se efectúe al por menor”.

Otro artículo expresa que las alícuotas para las actividades mencionadas en el artículo 1º “no podrán exceder el uno por ciento (1,00%). El Poder Ejecutivo provincial procederá a ordenar el texto del Código Fiscal y la Ley impositiva vigentes de acuerdo a lo dispuesto en la presente ley”, según indicó análisisdigital.com.

“La actividad avícola en su conjunto está fuertemente arraigada en nuestra provincia y constituye un poderoso motor de agregado de valor a la producción primaria, creación de fuentes genuinas de empleo, aumento de nuestra producción exportable y generación de divisas. Dentro de esa cadena de valor el aporte que realizan los productores integrados en sus granjas es un eslabón fundamental, pero a la vez el más débil, por lo que el Estado no debería excederse en materia de presión impositiva”, remarcó Artusi.