A partir de ahora, los bancos podrán tomar tanto los boletos de compra como las participaciones en fideicomisos como garantías de financiamiento, según lo estableció esta semana el Banco Central (BCRA). Esta medida, comunicada el viernes último, permitirá flexibilizar los créditos para acceder a una vivienda y hasta financiar un departamento desde el "pozo".

 

Seguir Leyendo
Según publicó La Nación, esto beneficiaría el acceso a préstamos bancarios por parte de desarrolladoras inmobiliarias y de los individuos que quieran comprar una vivienda y que todavía no está en condiciones de ser escriturada o que apuesten a algún desarrollo desde el "pozo", aportando mensualmente a algún fideicomiso.

Desde el Banco Nación reconocieron que harán lo posible para poner en marcha una línea de créditos acorde. "La vamos a incorporar, sin lugar a dudas", explicó a el presidente del banco estatal, Javier González Fraga.

En el Gobierno esperan que el Provincia, el Ciudad y los bancos privados más activos en el negocio de hipotecas lo sigan.

La norma del BCRA buscaría subsanar los largos plazos que transcurren desde que se termina un departamento hasta que se logra escriturar y, bajo este nuevo esquema, el comprador de una propiedad podría acceder a un crédito cediéndole al banco el boleto de compra o la participación en un fideicomiso.

Esta nueva disposición se podría aplicar en el campo, por lo que un productor agropecuario tendría las facultades para entregar su campo en un fideicomiso como garantía para poder financiar capital de trabajo. Incluso se podría facilitar el desarrollo de urbanizaciones sobre tierras fiscales, mediante la constitución de fideicomisos. 

Otro de los cambios que incluye la norma es que se podrá ceder en garantía, incluida la fiduciaria, "boletos de compraventa de terrenos, lotes o parcelas, sean urbanos o rurales, o galpones, locales, oficinas, cocheras y viviendas ya construidos respecto de los cuales no se pueda constituir hipoteca por no encontrarse inscripto el inmueble en el registro inmobiliario de la jurisdicción correspondiente", resume el texto.

Los boletos de compraventa de terrenos, lotes o parcelas ya construidos deberán ser, según especifica la norma, en el caso de inmuebles cuyo destino sea la vivienda, por el 75% del valor de la propiedad, y del 50% del valor cuando no tengan como destino la vivienda. Lo mismo en el caso de los fideicomisos u otros derechos sobre desarrollos inmobiliarios.

El BCRA también fija varias exigencias para la cesión en garantía de derechos sobre desarrollos inmobiliarios implementados a través de fideicomisos. Por caso, exige una copia del contrato autenticada por escribano.