La Unión Industrial de esa provincia expresó al gobernador Gustavo Bordet el apoyo empresario al proyecto enviado a la legislatura para crear un programa de desarrollo foresto industrial y dejar a la provincia en condiciones de generar inversiones.

 

Seguir Leyendo
El titular de la UIER, Guillermo Müller, afirmó que el encuentro, realizado anoche, fue "muy productivo" y detalló que el gobernador brindó un panorama de la situación económico-financiera con que se encontró al asumir su mandato. Gustavo Bordet también detalló las medidas tomadas durante los 10 meses de gestión para la contención del gasto público. 

"Desde la UIER creemos que es un tema positivo porque hay producciones locales que por ahí no encuentran su contrapartida de ubicación dentro de los mercados que podrían ser cercanos", remarcó Müller. 

El gobernador aseguró a los dirigentes de la UIER que la provincia de Entre Ríos, en materia foresto industrial, "pierde competitividad ante sus pares de otras provincias y estas cuestiones hay que corregirlas".

La intención del mandatario es modificar la ley que hace que Entre Ríos sea la única provincia que no puede exportar madera al Uruguay, sancionada durante el conflicto generado por la instalación de la pastera UPM (ex Botnia) en la ciudad uruguaya de Fray Bentos, frente a Gualeguaychú.

Bordet recalcó que "la exportación de nuestra producción es lo que genera divisas y más empleo" y advirtió que el "sector foresto industrial pierde competitividad ante sus pares de otras provincias (a causa de la ley) y estas cuestiones hay que corregirlas".

"Ya no podemos sostener una ley que perjudica claramente los intereses de la provincia, genera una pérdida de competitividad enorme para el sector industrial, y hace que la mayoría de las empresas se radiquen en Corrientes y no en Entre Ríos. Diferente sería si en las veintitrés provincias restantes existiera la misma restricción", comparó.

La decisión del mandatario fue cuestionada este fin de semana por la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú, que se opone al funcionamiento de la pastera internacional junto al río Uruguay, y que el fin de semana pasado organizó una volanteada en el paraje Arroyo Verde, cerca del puente internacional tendido entre Fray Bentos y Puerto Unzué para oponerse al proyecto.