El avance de la ampliación de la red de distribución de gas que, en una segunda etapa, lleva adelante el gobierno provincial en la zona sureste de Paraná, fue observado este lunes por el vicegobernador José Cáceres, la intendenta Blanca Osuna y el secretario de Energía, Raúl Arroyo.

 

 

En la intersección de Crucero General Belgrano y Sargento García del barrio Antonini, los funcionarios se dieron cita para observar el avance de la obra que comprende además los barrios Empleados de Comercio, ASSVER, Cochrane, Jorge Newbery, Nuestra Señora de Loreto, Olegario Víctor Andrade, Corona Sur y El Triangulo, ubicados en la zona sureste de la capital provincial. Luego se trasladaron a hacer lo propio en el barrio Libertad.

 

El secretario de Energía, indicó que luego de haberse efectuado el proceso licitatorio y de iniciada la obra, “ya se han instalado 13.200 metros en distintos barrios”, y que en el caso del barrio Antonini, la cantidad de usuarios asciende a 1.600.

 

El tendido completo son 21.000 metros , más la ampliación que serán otros 8.000, con lo cual “vamos a estar redondeando unos 30.000 metros en distintos barrios de la ciudad de Paraná”, acotó.

 

“Nosotros nos habíamos comprometido casi a dejar el servicio completo, estamos preparando ya otro tendido, otra licitación más que la pensamos hacer antes de fin de año y con eso vamos a servir bastante a la ciudad de Paraná”, según lo que estimó sería en un 90 por ciento.

 

Ampliación del servicio

 

Dicha obra, que fue adjudicada a la UTE formada por Oics y Del Litoral por un valor de 14.000.000 pesos, se encuentra en un 50 por ciento de avance.

 

Se enmarca en la planificación provincial de extensión de redes de gas en distintos municipios, entre los cuales Paraná está comprendida por el programa de ampliación de la red de gas natural. El programa prevé que en 2015 la capital entrerriana tenga el 95 por ciento de cobertura de gas natural, lo que posibilita un ahorro en las economías familiares y una mejora en la calidad de vida de sus integrantes.

 

Los trabajos son financiados en su totalidad con fondos específicos de la Secretaría de Energía de la Gobernación, a través del Fondo de Desarrollo Energético de Entre Ríos creados por Ley, fijándose por el Poder Ejecutivo provincial, anualmente y a propuesta de la Secretaría de Energía, el cupo que aplicará para financiar este programa.