Bordet admitió esa posibilidad, para financiar obra pública o incluso para reestructurar la deuda provincial. Sostuvo que eso no compensa el reclamo por el 15% de la coparticipación

 

 

El gobernador Gustavo Bordet sostuvo ayer que la Provincia avanzará en las alternativas de endeudamiento que el gobierno nacional ofrece habilitar a los gobernadores, especialmente después de que llegue a un acuerdo con los fondos buitre. 

 

La Legislatura bonaerense ya votó un importante endeudamiento para esa jurisdicción y desde la Nación sugieren a las provincias seguir ese ejemplo, prometiendo que Economía avalará esas operaciones. En el caso de Entre Ríos hay vigentes algunas autorizaciones legislativas para endeudarse que no fueron utilizadas, porque en la gestión de Cristina Fernández el Gobierno limitaba estas posibilidades. 

 

Uno de los puntos interesantes de los dichos del mandatario es que si bien la Provincia va a tomar este camino , no constituye una compensación en el marco de la discusión por el reparto de los fondos coparticipables. “El endeudamiento es útil para obras públicas, como el saneamiento de muchas ciudades entrerrianas o para obras de infraestructura vial. 

 

Incluso para atender el funcionamiento del Estado, o consolidar la deuda pública y permitir de algún modo una ejecución presupuestaria que permita avanzar hacia un esquema de equilibrio fiscal”, explicó.