El plan de contingencia regional se implementará para hacer frente al aumento del consumo que se espera para la temporada estival.

 

 

Para hacer frente a la temporada de verano, y teniendo en cuenta el mayor consumo estival de electricidad y los cortes que se suelen producir en esa época, la empresa de Energía de Entre Ríos (Enersa), junto a sus pares de Córdoba y Santa Fe, acordaron un plan de contingencia regional. 

 

Este plan prevé la incorporación de equipamiento para hacer frente a eventuales cortes, o situaciones extremas como crecidas de ríos, caídas de líneas o temporales. Así, si hubiera algún corte de energía en alguna de las tres provincias, los tres entes de energía podrán acudir para solucionar el problema.  

 

El presidente de Enersa, Alfredo Muzachiodi, explicó que “en el marco del trabajo conjunto que venimos realizando hace casi un año con las empresas de Energía de Santa Fe y Córdoba, en el marco de la Región Centro, venimos trabajando en aspectos comunes que hacen a las distribuidoras de energía”.  

 

En ese sentido, y por la proximidad de la temporada de verano, “ante la eventualidad de que pudieran suceder algunas contigencias, nos estamos preparando en compatibilizar lo que cada uno tiene, para poner a disposición de las otras empresas, en caso de que sea necesario ante alguna cuestión que requiera la asistencia de las otras empresas, maximizando la disponibilidad de bienes que cada uno tenemos”.