En la provincia rige desde el 16 de octubre la prohibición para el dorado. Sobre el sábalo se evaluará en los próximos días con Santa Fe. 

 

 

Hasta fines de enero el dorado está protegido.En algunas jurisdicciones provinciales como Misiones, Corrientes, Formosa y Chaco situadas en tramos superiores del río Paraná o de afluentes como el Bermejo o Paraguay comenzaron a regir desde ayer medidas restrictivas para la preservación del recurso ictícola.  

 

En el caso de Entre Ríos, rige una prohibición para la pesca del surubí durante todo el año, mientras que para el dorado comenzó la veda desde el 16 de octubre –se extenderá hasta fines de enero–. En tanto, sobre el sábalo aún no se resolvió si se establecerá la prohibición de la pesca comercial del sábalo. 

 

Las evaluaciones en torno de la conveniencia o no de esta acción se dará en los próximos días, junto con la autoridades de la provincia de Santa Fe, aunque en los últimos años cambió la modalidad de imponer una veda, que anteriormente fluctuaba entre este mes y febrero, y al mismo tiempo exigía medidas paliativas para los trabajadores del río.   De acuerdo a lo manifestado por el director de Recursos Naturales de la Provincia, Claudio Ledesma,en los últimos años se observó que el recurso “no necesita” una veda “porque se está reproduciendo perfectamente bien, está monitoreado”, y por ello en los últimos años no se dispuso una prohibición. 

“Participamos de lo que se llama Proyecto Sábalo que se monitorea en tres campañas anuales, junto con las provincias de Santa Fe, Buenos Aires y del gobierno nacional. Hay aporte de biólogos y en ese cuidado del recurso se observa que no es necesaria la veda para la reproducción del sábalo”, apuntó el funcionario provincial. En ese sentido, explicó que hubo que acoplar acciones y acciones con Santa Fe, ya que la vecina provincia tuvo hasta hace poco una ley de veda. “El recurso que compartimos es el mismo, así como los acopiadores y los pescadores; no puede haber veda de un lado, y no del otro. Por eso, nosotros en una cuestión de espejo con la decisión santafesina, decretábamos una veda pesquera que más o menos se compartía con Santa Fe, entre noviembre e inicios de cada año”, sostuvo Ledesma. Gestiones en el marco de la Comisión de Pesca Continental y Agricultura de la Nación –que integran todas las provincias atravesadas por los mismos ríos–, hizo que Santa Fe modifique la  ley y ahora la veda se define solo por cuestiones estratégicas.