Facundo Bressan, único detenido por el crimen, hizo uso de ese derecho. Hoy por la mañana se solicitará la prisión preventiva. La autopsia reveló que la joven murió estrangulada.

 

     

El único imputado por la muerte de Priscila Hartman se abstuvo de declarar, haciendo uso de ese derecho, en una audiencia que se realizó en la sede de Fiscalía. El detenido, que concurrió acompañado por su abogada Paula Monteffiore, escuchó la lectura de los cargos por los que se encuentra imputado, así como también otros detalles vinculados con la causa. En este contexto, hoy por la mañana se solicitará su prisión preventiva. 

 

La conmoción todavía domina a la opinión pública por la desaparición y el posterior hallazgo sin vida de la joven en las afueras de San Benito. Su rostro se multiplicó por diferentes medios de comunicación mientras duró su búsqueda, en una investigación que se encuentra en una etapa preliminar. Ayer a primera hora los fiscales encargados de la investigación, Álvaro Piérola y Juan Malvasio, junto a la procuradora adjunta de la provincia, Cecilia Goyeneche, brindaron una conferencia para aportar mayores precisiones del hecho, por el cual está detenido e imputado Facundo Bressan. En la oportunidad, ratificaron que el cuerpo fue hallado el domingo, pasada las 19.30, en un descampado, a unos dos kilómetros de San Benito, sobre la ruta nacional 12.

 

En ese marco, las autoridades judiciales admitieron que estudian la modificación de la calificación del homicidio, que pasaría a encuadrarse bajo la carátula de femicidio, configurado dentro de la Ley de Violencia de Género. Otro de los datos relevantes que aportaron los investigadores es que existen indicios para sospechar que había una relación previa entre la víctima y el detenido. “Vamos a empezar a investigar un homicidio agravado por violencia de género, aunque después puede surgir otro agravante de la investigación y la autopsia”, dijo el fiscal Juan Malvasio ante los medios periodísticos. “Todavía no se ha determinado el lugar del homicidio”, resaltó Piérola, que precisó que seguirán trabajando en el lugar donde fue hallado el cuerpo de la víctima, dando a entender que eso no significa que allí se haya desarrollado el crimen. Sobre la cantidad de personas que estarían implicadas en el hecho, Malvasio aseguró: “No podemos decir si hubo otras personas involucradas, en principio tenemos una sola persona imputada y detenida”.

 

En relación a la figura del femicidio, que se podría constituir como uno de los agravantes, la procuradora adjunta de la provincia, Cecilia Goyeneche, expresó: “Hay un aprovechamiento del mayor poder físico que tiene el hombre por sobre la mujer, en una situación de violencia de género”. Al profundizar sobre la categoría de femicidio, considerada como una de las mayores causas de muertes en el país, la funcionaria declaró: “Es una persona que muere violentamente, eso es un primer indicio de violencia de género. El hecho de que se confirme que hubo una relación previa, también alienta esta hipótesis. Obviamente estamos ante un hecho que lleva pocas horas de investigación y todo esto se va a ir configurando en la medida que transcurre el tiempo”.

 

Goyeneche puntualizó que no existe la figura de “crimen pasional”, ya que argumentó que “el crimen pasional no existe jurídicamente, lo que existe desde hace poco tiempo atrás es la idea del femicidio, que es el homicidio cometido por un hombre a una mujer, en situación de violencia agravado por la asimetría de género que existe, por aprovechamiento del mayor poder físico que tiene el hombre por sobre la mujer”. 

 

Autopsia

 

En forma paralela, en la morgue judicial de Oro Verde, se efectuaba la autopsia a los restos de la joven paranaense, con el objetivo de establecer las causas de su muerte. Tal cual como lo adelantó UNO en su edición de ayer, se confirmó que la muchacha murió por “asfixia por estrangulamiento”, según indicaron fuentes judiciales. Lo que arrojó este procedimiento médico es que para acabar con la vida de Priscila el autor del crimen le habría tapado la boca y a la vez utilizó la remera que apareció alrededor del cuello de la chica. Se trata de los resultados preliminares, teniendo en cuenta que recién en 60 días se conocerá el informe de los estudios anatomopatológicos, para determinar si el cadáver presentaba restos de alguna sustancia tóxica o alucinógena. Vale recordar que el cuerpo apareció con ropa, con algunas contusiones en la zona facial, pero sin signos de haber sido abusada ni disparos de bala o ataques con arma. Como dato significativo, se puede señalar que la joven estaba descalza.