Con un clima ideal, decenas de miles de personas participaron del evento más importante de Latinoamerica en su tipo. Fue la edición número 16, y tal como se esperaba, volvió a romper récords en convocatoria. 

 

 

Ya desde el viernes, con el comienzo del fin de semana largo, la ciudad comenzó a vibrar en una clave diferente, aunque conocida. Como todos los años, la ciudad espera, recibe y acompaña el clima que genera el evento, inusual por su magnitud y su convocatoria.

 

En su 16º edición, la Fiesta de Disfraces reunió nuevamente a decenas de miles de personas. Cada vez más kilómetros son los que se recorren para estar presente en el evento más grande de Latinoamérica en su tipo. A media noche, se registraban 50 mil asistentes, un nuevo record para el evento.

 

Según fuentes policiales confirmaron, fueron más de 60 mil personas en el predio de Circunvalación y Don Bosco.