La policía secuestró una computadora en su casa. El dato surgió de una investigación que iniciaron especialistas en cibercrimen en Europa y el FBI. Interpol Argentina, en alerta.

 

Seguir Leyendo
Interpol Argentina recibió el dato y lo derivó al Departamento de Cibercrimen de la Policía Federal. La información indicaba que el IP de una computadora, buscada por ser parte de un grupo internacional que incitaba a un suicidio masivo, estaba en una casa ubicada en el barrio San José en Entre Ríos. En ese lugar vivía un adolescente de 17 años que "quedó afectado a la causa y a disposición del juez" informaron fuentes de la investigación.

Los datos para llegar al joven fueron aportados por especialistas en cibercrimen de Europa y el FBI. "Hay un intercambio permanente entre los investigadores dedicados a esta modalidad delictiva internacional", explicaron desde Policía Federal. Los efectivos secuestraron una PC que podría ser clave en la investigación. También, aclararon que no más involucrados y explicaron que este nuevo desafío "es muy parecido al de la "ballena azul".

Se trata de peligrosas consignas que incitan a los adolescentes a autoflagelarse y se propagan por las redes sociales. "Por lo general estas organizaciones no tienen mucho tecnicismo ni complejidad. Crean grupos o foros en los que los participantes acceden por invitación y eso les genera a los chicos la sensación de pertenencia".

Esta manipulación, con la que estos grupos inducen a los adolescentes a que cometan diferentes actos, puede pasar inadvertida por los padres. "Hay que estar atentos y es fundamental que los papás cumplan los tres pasos del diálogos para la navegación segura: Involucrarse, informarse y generar diálogo. Los adultos tienen que entender que es una problemática. Deben Interiorizarse sin convertirse en millennial y hablar con los chicos para saber sobre las aplicaciones que usan y en que redes navegan", agregó Bortnik.

La Ballena Azul y este nuevo desafió mortal tiene a los adolescentes entre 11 y 18 años en la mira. "Cuando hablamos de edades de riesgo en navegación se supone que comienza a los 9 años. En el caso de los grupos con indicaciones para que los chicos se hagan daño o realicen pruebas "de riesgo", las edades son un poco más altas, desde los 11 o 12 hasta los 17 o 18 años. Lo más peligroso es que estos juegos se suelen hacer famosos cuando pasa algo que genera una denuncia, porque subsisten gracias a ser secretos", concluyó el presidente de Cibersegura.