La jueza Servini de Cubría que confirmó la detención en Colón del jefe narco ligado con el triple crimen de General Rodríguez. Millonario negocio vinculado con la mafia de los medicamentos y la conexión México.

 

Seguir Leyendo
Es increíble pero real, en Colón fue ubicado por la Justicia Federal un peligroso jefe narco que tenía toda la apariencia de ser un empresario exitoso que compró propiedades en la costa entrerriana, y que, según la investigación todas las inversiones están ligadas con el mundo de la venta de la efedrina.

Se informó que la División Homicidios de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires detuvo a cuatro personas, entre ellas al líder de una banda, acusados de traficar 15 toneladas de estupefacientes y vinculados a la mafia de los medicamentos.

La investigación comenzó hace un año, cuando la jueza María Servini de Cubría, responsable del Juzgado Federal N° 1 a cargo de las causas del "triple crimen", "mafia de los medicamentos" y "ruta de la efedrina", pidió la creación de un equipo especial para que investigara el tema.

En este contexto un grupo de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad comenzó a investigar y lograron identificar varias ramas del desvío de la efedrina que se realizó durante los años 2006 al 2008.

El trabajo comenzó a partir de una pista concreta que determinaba que un hombre argentino de 37 años, junto a otras tres personas, traficaban efedrina a dos células del cartel del "golfo mexicano" que operaban en el país.

Durante la investigación se realizaron nueve allanamientos; dos en Mendoza, cinco en Entre Ríos y dos en Capital Federal. En dichos procedimientos se secuestraron una camioneta Mercedes Benz, un auto Volkswagen Vento, un Ford Focus, cuarenta teléfonos celulares, diez computadoras, 100.000 pesos en efectivo y varias cajas de documentación relativa a la causa.