Romina Ibarra y Lidia Milessi fueron asesinadas por su ex pareja, el prefecto Orlando Ojeda, y a Johana Carranza y sus hijas Luciana de 5 y Candela de 7 las mató su padre, Juan Pablo Ledesma, de quien la víctima se había separado y a quien había denunciado por violento. El hombre también mató a Carlos Peralta, pareja de Johana.

 

Seguir Leyendo
El Estado "no puede estar ausente ni tampoco puede mirar para el costado" frente a la violencia de género, dijo el mandatario provincial, que aseguró que “hay un presupuesto muy grande destinado a trabajar en materia de violencia y tenemos que lograr una aplicación correcta y concreta de este recurso”.

Bordet adelantó que “se aplicará la tecnología a la prevención de estos delitos” y habló de la implementación del botón antipánico.

"Se hará del mismo modo que con las tobilleras en las que se está trabajando en articulación con el 911. Es muy importante que podamos dar este salto en la provincia de Entre Ríos con este tipo de tecnología”, añadió.

Recientemente, el gobierno entrerriano promulgó la ley 10.455, que establece el Sistema Provincial de Botones Antipánico para Víctimas de Violencia de Género, con el objetivo de proteger y otorgar asistencia inmediata ante el maltrato.

Aunque aún resta su reglamentación para que la ley entre en vigencia, el dispositivo deberá ser entregado mediante una resolución judicial de exclusión de hogar y prohibición de acercamiento expedida por un juez.