Un suboficial de la Prefectura Naval fue detenido en el norte de Entre Ríos cuando transportaba en una camioneta un cargamento de 250 kilos de marihuana, informaron voceros de Gendarmería Nacional.

 

 

En tanto, el juez federal a cargo de la causa dijo hoy que en este tipo de hechos se "ha incrementado la participación de determinadas personas que prestan servicio en fuerzas" de seguridad.

 

Fuentes de Gendarmería precisaron a Télam que el operativo se realizó el viernes último, alrededor de las 20, por parte de efectivos del Escuadrón 4 "Concordia", cerca de esa ciudad, a 265 kilómetros al noreste de Paraná.

 

Durante un control de rutina en el cruce de la Autovía Gervasio Artigas (ex ruta nacional 14) y la ruta provincial 18 que conduce a la capital entrerriana, los gendarmes advirtieron que una camioneta Toyota Hilux redujo sospechosamente la marcha cuando divisó el operativo.

 

Luego que el conductor frenó a un costado de la banquina, los gendarmes le pidieron la documentación correspondiente y observó que tenía el seguro vencido.

 

Además, los efectivos notaron que la cédula verde no coincidía con su documento de identidad, por lo que preguntado por esta situación el hombre respondió que era de su tío, aunque no supo decir cual era su apellido.

 

Según las fuentes, el conductor también exhibió una tarjeta de Prefectura Naval y dijo que prestaba servicio para esa fuerza en la Villa Zavaleta del barrio porteño de Barracas.

 

Sin embargo, el juez Pablo Seró contó que la sospecha de los gendarmes aumentó cuando observaron que ciertas autopartes de la camioneta tenían colocados "remaches" que daba la "pauta de que había algo inserto o un fondo establecido para un destino determinado que no era el que originariamente presentaba el automotor de fábrica".

 

Este magistrado, titular del Juzgado Federal 1 de Concepción del Uruguay, precisó que se "utilizó al can detector" que marcó el lugar preciso en el que estaba escondida la droga.

 

El personal de Gendarmería constató que los 259 kilos de marihuana estaban distribuidos en 350 "ladrillos", los cuales habían sido rociados por un producto químico para disimular el olor, agregaron los voceros.

 

El magistrado agregó que la droga estaba situada en "un doble fondo, en una especie de subcaja atrás" del rodado y también debajo de los asientos delanteros.

 

Además, el juez Seró dijo que el cargamento provenía la localidad correntina de Itatí, de donde es oriundo el detenido, identificado como el cabo primero Javier Alegre Aranda (26), quien se dirigía a Barracas.

 

"No tenemos la ruta que ha seguido aún, pudo haber ido por caminos rurales, por la costa del (río) Paraná", indicó.

 

Al respecto, el magistrado pidió la colaboración de la Justicia de Corrientes y de las fuerzas de seguridad de la zona para determinar el camino por el que se desplazó el efectivo.

 

Fuentes de la investigación agregaron que el cabo primero había ingresado a Prefectura Naval en 2011 pero en septiembre de 2015 lo pasaron a disponibilidad tras labrarse sumarios administrativos "vinculados a su deficiente conducta personal y profesional".

 

El detenido quedó a disposición de la Justicia y fue alojado en la Unidad Penal 3 de Concordia luego de negarse a declarar.

 

En tanto, en otra investigación, la Policía chaqueña había secuestrado ayer 862,551 kilos de marihuana en una casa situada en calle Guarai sin numeración de Itatí, la misma localidad desde donde presuntamente provino el cabo de Prefectura.

 

Ese operativo se concretó luego que los efectivos encontraron 903,433 kilos de esa droga en una camioneta estacionada en un hipermercado Carrefour de Corrientes capital, por lo que el hombre fue detenido inmediatamente.