El gobernador Ricardo Colombi firmará hoy con el Gobierno nacional un acuerdo para no pagar deudas por tres meses, con la posibilidad de extender el beneficio cada trimestre. El mandatario correntino reclamó que “es necesaria una solución de fondo, ya que no podemos estar rindiendo exámenes cada tres meses o presentando papeles que hacen todo más burocrático”. 

 

 

El acto que encabezaría la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, estaba previsto para ayer. Pero el Gobierno no quería que el acto coincidiera con el día del sepelio del ex fiscal Nisman, trascendió en medios porteños.

Serán 17 los gobernadores que firmarán hoy la nueva prórroga. 

El beneficio, que se enmarca en el Programa Federal de Desendeudamiento Provincial, alcanzará a las provincias de Corrientes, Buenos Aires, Chaco, Entre Ríos, Catamarca, Jujuy, Santa Cruz, Chubut, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Tucumán, Tierra del Fuego, La Rioja, San Juan, Misiones y Salta, según confirmaron fuentes oficiales. 

En declaraciones a radio Sudamericana, Colombi explicó: “Corrientes es una de las pocas provincias que tiene deuda controlada y este año el pasivo sería de entre 220 y 250 millones de pesos o un poco menos”.

Pero reclamó que “es necesaria una solución de fondo, ya que no podemos estar rindiendo exámenes cada tres meses o presentando papeles que hacen todo más burocrático”.

También recordó que “hay acreencias que no son parte de este proceso de refinanciación y que si se consideran, se achicaría la deuda". 

Arguyó que la Nación también debe dinero a la Provincia y puso como ejemplo los Aportes del Tesoro Nacional (ATN), que “nunca se enviaron”.

“Hay otros ítems que deben ser computados en esta renegociación”, agregó

De no haber una prórroga para el pago de esos vencimientos, las provincias se verían forzadas a pagar $ 7.645 millones, obligación que las pondría al borde del abismo financiero, especialmente a Buenos Aires, que debe la mitad de ese monto.

El acuerdo será trimestral y para renovar el beneficio cada provincia deberá cumplir requisitos impuestos por el Gobierno nacional, entre los que se destaca un trabajo conjunto con la Afip, mejoras de índices sociales y educativos, entre otros.

Además será la primera vez en el año que el mandatario correntino forme parte de un palco repleto de gobernadores kirchneristas.

Acompañará a Colombi el ministro de Hacienda, Enrique Vaz Torres, quién además encara gestiones para que la provincia se sume al congelamiento de la tarifa energética que Nación promueve a cambio de millonarias obras.