La resolución 3.088 del Ministerio de Educación provincial fechada en la jornada de ayer, dispone la modificación del calendario escolar en su tercer trimestre del presente año para los niveles inicial, primario y secundario. Da por concluido el periodo lectivo el próximo 29 de noviembre mientras que anteriormente estaba fijado el 19 de diciembre.

 

 

La medida consta de cuatro artículos y en los fundamentos instruye al Consejo General de Educación juntamente “a las direcciones de los niveles primarios, secundarios, superior, Enseñanza Privada y demás direcciones y coordinaciones de modalidades, adoptar los

recaudos necesarios para llevar adelante lo dispuesto en el artículo  precedente, reprogramando las actividades y priorizando la atención de alumnos con requerimientos académicos en las instancias de apoyo escolar e institucional complementarios a las trayectorias educativas”

 

En total son tres semanas en las que el Gobierno provincial achicará la cantidad de días de clases debido a la situación edilicia de los establecimientos educativos en la provincia.

Una interpretación de un referente sindicalista consultado por NORTE de Corrientes

al cierre de esta edición: “No nos sorprende por el estado calamitoso en que se encuentran las escuelas y es lo que venimos denunciando”, respondió a la consulta el secretario

general del Suteco, Fernando Ramírez.

 

La resolución se esmera en los eufemismos para fundamentar la poda de días lectivos en la provincia. “Resulta oportuno reconsiderar los plazos fijados en la normativa vigente, teniendo

presente que el servicio educativo se estructura en periodos con características propias de los niveles y modalidades, que se definen no solamente por sus particularidades sino también por otras problemáticas institucionales y académicas que requiere por razones pedagógicas

un tratamiento más flexible”.

 

Una fuente de la cartera educativa interpretó la medida como “un incentivo para los chicos que no se llevan materias”. Sin embargo,  el calendario oficial de clases, el que fue modificado, indicaba claramente que el periodo lectivo debía culminar el próximo 19

de diciembre. Ramírez dio su sospechas: “Los hechos ocurridos en la Leloir fueron

determinantes”.