Son seis unidades que cuentan con accesos especiales para el ingreso de sillas de ruedas y elementos de seguridad. Asimismo, fueron un total de nueve las unidades que se suman al servicio de transporte público en dos líneas.

 

 

En la mañana de ayer se realizó la presentación de las primeras seis unidades del servicio de transporte público de pasajeros que cuentan con adaptaciones para el ingreso de personas con movilidad limitada o capacidades diferentes. Se trata de seis unidades (sobre un total de nueve presentadas) las cuales se sumarán a las líneas 110 y 101 que cuentan con rampas y elevadores de accesos, barandas y cinturones de seguridad para la accesibilidad de sillas de ruedas.

Las unidades nuevas comenzarán a circular desde mañana y se incorporarán a los recorridos de la línea 110 en sus ramales “A” y “B”; y de la Línea 101 en sus ramales “B” y “C”. Asimismo, las empresas que prestan el servicio de transporte público de pasajeros tienen plazo hasta junio para incorporar al menos un colectivo adaptado por cada traza donde presta recorrido.

La presentación contó con la presencia del intendente capitalino, Fabián Ríos, la viceintendenta, Ana María Pereyra y funcionarios comunales de diversas áreas.

Durante la mañana de ayer, en la avenida costanera sur de la ciudad se presentaron nueve unidades nuevas de la empresa Turismo Miramar, de las cuales seis cuentan con adaptaciones para el acceso y egreso de personas discapacitadas, en sillas de rueda o con movilidad limitada. Las unidades cuentan con un ascensor hidráulico mediante el cual pueden acceder las personas en sillas de rueda, así como también con barandas en los acceso, espacios reservados y cinturones de seguridad para personas con capacidades diferentes.

“Las unidades comenzarán a circular en los próximos días y contarán con calcomanías especiales para su correcta identificación así como también las empresas realizarán la mayor cantidad de pruebas para probar los ascensores y los recaudos de seguridad adecuados para su circulación”, explicó el subsecretario de Transporte de la Municipalidad, Marcelo López Lecube.

Desde la Municipalidad solicitaron la colaboración de los conductores vehiculares para que presten atención a los espacios reservados para el ascenso y descenso de pasajeros con capacidades especiales y no estacionen sus vehículos en dichos lugares. Señalaron que el plan de modernización en el servicio de transporte público de pasajeros abarca la incorporación de nuevas unidades con adaptaciones para personas con capacidades diferentes.

Según indicaron las autoridades presentes, las ordenanzas municipales establecen como plazo a junio para que las demás empresas de transporte público incorporen al menos una unidad adaptada para personas con dificultades en la movilidad en cada una de las trazas en las que prestan servicio.